Comunidades del pueblo Atacama continúan acampe contra instalación de una empresa minera

Comunidades indígenas de quillaques y collomboy, del pueblo Atacama en la provincia de Jujuy, mantienen el acampe en la puerta de la empresa minera Minerales Australes Sociedad Anónima. Reclaman que la empresa detenga sus actividades y abandone el territorio, ya que no cuenta con el consentimiento de las comunidades indígenas.

Los miembros de las comunidades reclaman que la empresa minera se retire del territorio “ya que solo está generando daños e irregularidades respecto al trazado del territorio”, expresan en un comunicado. Tambien señalan la irresponsabilidad del gobierno.

Este lunes, integrantes de las comunidades entregaron una nota en la oficina del área de asuntos territoriales en San Salvado de Jujuy, solicitando la inmediata intervención de las autoridades del área para exigir a la empresa el cese de las actividades y el retiro del lugar.  

“Soy poseedor de este lugar, vivo hace más de 62 años en este territorio donde nací y crecí, y mi madre también que vive aquí en sus 82 años, entonces en toda nuestra vida hemos poseído el territorio, hemos sufrido, hemos tramitado por la provincia, por (instituto) de colonización para que se nos de nuestros títulos (…) y con dominio, también para las comunidades aborígenes. Aquí en el año 1996, 97 por parte de colonización nos dijeron que vayamos haciendo nuestras parcelas con amojonamiento con todo, para regularizar nuestras parcelas y lo hemos hecho, hasta cierta parte. Hace mucho tiempo apareció esta empresa, nos visitó. Quedamos que cuando algo había nos tenía que avisar (… ) y me notificaron que ya estaba posicionada la empresa. Estoy acá para hacer mi petición y mi reclamo en lo que nos pertenece, pedimos al gobernador los títulos comunitarios, pasan los años y no tenemos ese reconocimiento”, expresa Ernesto Soriano, integrante de la comunidad Collamboy y habitante del territorio donde está instalada la empresa minera.

Te puede interesar:   Minería y fracking, la frontera de Vaca Muerta se extiende a Río Negro

Las comunidades indígenas no autorizan el trabajo de las empresas mineras ya que sostienen que dañan el medio ambiente y generan grandes pérdidas de agua dulce, que las familias necesitan para sustentar la vida cotidiana, la cría de animales y la cosecha.

Denuncian, además, que son amenazados por personal del gobierno provincial y de la empresa, por el solo hecho de defender sus territorios y sus derechos como pueblos originarios.

Por su parte, Desiderio Olmos de la Comunidad Collamboy  expresó  que “con este problema ya venimos  viviendo de varios años, se había corrido un punto mojonal. Se había solicitado al gobierno de la provincia para que se vuelva a los puntos mojonales anteriores. Nunca se hizo, hasta ese entonces, una empresa inesperadamente se posicionó aquí y no sabemos que es lo que están haciendo, cuando tiempo van a estar, cuáles van a ser los impactos, están violando los derechos no solo de los lugareños de San Juan de Quillaques, sino también de la comunidad de Collamboy que está al límite,  que no está más que a cien metros de este emprendimiento, y solicitamos al gobierno de la provincia que se haga presente, que seguramente por sus intereses no quiere dar más información o no quiera dar solución  a este problema.”

Mujeres, hombres, abuelas, niños, y jóvenes sostienen el acampe para visibilizar el avance de la empresa minera sobre sus territorios violando derechos indígenas y exigir la inmediata intervención de la Secretaría de Pueblos Indígenas.

Fuente: Red Eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *