Posicionamiento del colectivo Docentxs Tucumanxs en Lucha ante la extensión de una hora del nivel primario

¿Qué necesitan lxs alumnxs del nivel primario?

Sobre la extensión de la jornada escolar.

La reforma recientemente anunciada declama alargar la jornada escolar, de forma inconsulta y demagógica. ¿Es realmente lo que hace falta hoy? La propuesta suena “encantadora”. Pero el contexto educativo es el siguiente:

– Edificios escolares, en su gran mayoría, en malas condiciones. Falta de mobiliario. Cargos y horas vacantes en innumerables escuelas. 

– Salarios docentes a la baja desde hace años. Gremios nacionales y provinciales que responden a los intereses del gobierno de turno, no a los de lxs docentes.

– Muchxs docentes primarios tienen dos cargos para subsistir al mes. Extender las jornadas significará trabajar más por el mismo salario. Además de ser esta una reforma laboral encubierta ya que se busca imponer un cambio en nuestro régimen laboral docente.

– Una falaz práctica de la “inclusión”, dónde las reformas pedagógicas llevaron al deterioro de los formatos y paradigmas de enseñanza, con la obligación de promocionar a lxs estudiantes entre años, por más que no hayan desarrollado las capacidades esperadas. Los resultados son alarmantes: gran número de niñxs y jóvenes con nulos o bajos niveles de alfabetización, tanto en primaria como en secundaria. Si la escuela no puede enseñar a leer y a escribir, ¿cuál es entonces su función? Hay que recuperar el fin pedagógico de la educación. La crisis educativa a la que nos trajeron los distintos gobiernos no se resuelve con una hora más en las escuelas sino con políticas efectivas que ataquen la pobreza, las desigualdades crecientes de las poblaciones en general pero contemplando especialmente a las niñeces, adolescencias y juventudes.

Te puede interesar:   Acuña propuso en Ciudad el presupuesto educativo más bajo de la historia

– Las condiciones generales de vida de la población rozan los niveles más bajos de pobreza. Nuestrxs alumnxs están mal alimentadxs. La entrega del complemento nutricional en las escuelas primarias si bien es indispensable, no alcanza para recuperar niveles alimentarios satisfactorios para nuestras niñeces, adolescencias y juventudes. 

– El sistema de protección de derechos a las infancias y juventudes no funciona correctamente, debido a la falta de recursos humanos, materiales, condiciones dignas de trabajo que permitan resguardar la integridad física y emocional en lxs estudiantes.

Para que tenga sentido la extensión horaria de la jornada escolar, deben mejorar las condiciones generales de vida de toda la población (trabajo, salud, vivienda, servicios, etc.), y las variables específicas de la educación (salarios, condiciones edilicias y de mobiliario, presupuesto, contenidos pedagógicos, formación docente).Además, toda reforma educativa debe ser dialogada y consensuada entre las partes: comunidad, docencia y gobierno. Es llamativa la forma y la velocidad con la que esta propuesta está siendo desarrollada. Por lo que se deduce que no responde a las necesidades e intereses de la sociedad, sino a exigencias del FMI, en el marco del cumplimiento del pago de una deuda externa que no nos pertenece.

Por todo lo expresado, sostenemos que es innecesaria la extensión de la jornada escolar.

¡Exigimos una educación pública de calidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *