Cisjordania. El Ejército de Israel asesinó a una periodista de Al Jazeera que cubría la represión a palestinos

Le dispararon a quemarropa y directo a la cara a pesar de que tenía el chaleco identificatorio de la prensa. Se trata de la periodista Shireen Abu Akleh que estaba cubriendo y denunciando la represión creciente del Ejército Israelí sobre los palestinos en Cisjordania.

La periodista Shireen Abu Akleh, del canal qatarí Al Jazeera fue asesinada tras recibir un disparo en la cabeza desde muy cerca por parte de soldados israelíes una incursión del Ejército israelí en los territorios palestinos de Cisjordania.

Shireen una muy conocida periodista palestina cristiana que también es ciudadana estadounidense, murió poco después de ser herida cuando cubría el operativo en el campo de refugiados de la norteña ciudad de Jenín para el canal árabe.

Qatar, sede del canal Al Jazeera, y otro trabajador de prensa que se encontraba en el lugar y resultó herido acusaron al Ejército israelí de haberla matado. Shireen cubría permanentemente las brutalidades de Israel contra la población palestina que se incrementaron en los últimos meses.

Las redes sociales se llenaron de mensajes de todas partes del mundo denunciando este brutal asesinato.

El diputado irlandés Chris Hazzard señaló en su cuenta de Twitter que “La maquinaria de guerra israelí ha asesinado a la valiente Shireen Nasri por informar sobre sus crímenes de guerra. A pesar de que claramente usaba su chaqueta ’PRENSA’, los soldados de asalto del régimen de apartheid israelí le dispararon en la cara desde muy cerca”.

En el mismo acto Ali Samudi, otro periodista palestino, fue internado en condiciones estables luego de haber recibido un disparo en la espalda.

Te puede interesar:   Mendoza: masiva movilización y paro docente contra el ajuste y por aumento salarial

El canal catarí Al Jazeera dijo que la reportera, de 51 años, fue asesinada “deliberadamente” y “a sangre fría” por las fuerzas israelíes. Sin embargo, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, afirmó en una muestra total de cinismo que “probablemente” murió por disparos palestinos. La imágenes y videos en las redes sociales muestras las imágenes del asesinato a sangre fría por parte de las tropas israelíes.

La agencia de noticias francesa AFP informó que uno de sus fotógrafos presente en el lugar dijo que Abu Akleh vestía chaleco de prensa cuando recibió el disparo.

El fotógrafo señaló que las fuerzas israelíes disparaban en la zona y que vio el cuerpo de la reportera de Al Jazeera en el suelo.

El Ejército israelí confirmó que realizó un operativo por la mañana en el campo de refugiados de Jenín. Estas “incursiones”, que se tratan de verdaderas redadas para emedrentar y reprimir a la población de los campos de refugiados, son permanentes por parte de Israel que las justifica diciendo que allí se ocultan grupos de “resistencia palestina armada”.

Al igual que lo hace siempre, Israel intentó encubrir los asesinatos a palestinos o de cualquiera que los denuncie, diciendo que se trató de un “intercambio de tiros entre sospechosos y las fuerzas de seguridad”.

Al Jazeera pidió a la comunidad internacional responsabilizar a Israel por la muerte “intencional” de la periodista.

“En un asesinato flagrante que viola las leyes y normas internacionales, las fuerzas de ocupación israelíes asesinaron a sangre fría a la corresponsal de Al Jazeera” en los territorios palestinos”, indicó el canal.

El canciller de Qatar, Lolwah Al Khater, aseguró en Twitter que la corresponsal recibió un disparo “en la cara” y calificó al acto de “terrorismo de Estado israelí”.

Te puede interesar:   Elecciones en Estados Unidos: el gatopardismo de Biden

Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina, el gobierno autónomo palestino con sede en Cisjordania, calificó la muerte de la periodista como una “ejecución” y como parte del esfuerzo israelí por ocultar la “verdad” de su ocupación de Cisjordania.

Contradiciendo las versiones de Israel, el productor de Al Jazeera que resultó herido, Samudi, dijo que no había palestinos armados en la zona cuando su compañera murió.

La muerte de Abu Akleh tiene lugar casi un año después de que un ataque aéreo israelí destruyese el edificio en Gaza donde se encontraban las oficinas del canal qatarí y la agencia de noticias estadounidense AP.

Israel dijo en aquel momento que la torre albergaba oficinas de miembros claves del movimiento islamista palestino Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, territorio bajo bloqueo israelí.

La muerte de la periodista se produce además en un momento de creciente tensión por la escalada de Israel en la represión, persecución y desalojo de la población de origen árabe de sus casas en Jerusalén Este y de sus tierras en la Cisjordania ocupada y cada vez más invadida. A esto se suma el bloqueo por tierra, aire y mar sobre la Franja de Gaza que ha convertido a ese fragmento de tierra en un lugar imposible para vivir y que muchos definen como la mayor cárcel a cielo abierto del mundo. Todas estas provocaciones de parte de Israel se incrementaron particularmente en los últimos meses.

Te puede interesar:   La izquierda absorbida: ni Podemos ni IU pueden considerarse, estrictamente, partidos de izquierda

Fuente: laizquierdadiario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *