“La unión de los trabajadores por sector y la unión de distintas ramas es la salida a los planes de lucha”. Entrevista a Santiago Menconi, delegado línea 60

La línea 60 de colectivos es una de las más emblemáticas de la zona Metropolitana por la cantidad de pasajeros que transporta y por la tradición de lucha de sus trabajadores. Su Cuerpo de Delegados es uno de los más combativos del sector de transporte y del sindicalismo argentino en general. Desde Contrahegemonía entrevistamos a Santiago Menconi, uno de sus delegados.

C. H.: ¿Cómo surge el proceso de organización y lucha en tu sector/sindicato? ¿Qué aspectos y formas de organización de esas luchas te parecen relevantes?

Santiago Menconi: El proceso de lucha en la línea 60 surge alrededor del año 2000 y se termina de cristalizar esa experiencia en el año 2005, a través de la organización que promovió Hugo Schvartzman, un compañero que fue delegado y falleció hace algunos años. Entiendo que la principal virtud que tuvo Hugo en aquel momento fue armar una agrupación clandestina frente a la oposición y a la dirección de la Unión Tranviaria Automotor, la UTA, que es el sindicato del sector. Rescato de ese tipo de organización en primer lugar, el carácter clandestino, ellos trabajaban con células. Yo me sumé recién en 2007, había entrado en 2005 y había reuniones de agrupación donde se votaba a mano alzada, donde se llevaba libro de actas, donde se habían formado comisiones como la de prensa, la de fondo de lucha, la de comida. Habíamos hecho de un grupo de trabajadores una organización, esa creo que fue la principal virtud del cuerpo de delegados de la línea 60 y de la Agrupación “Al Volante”. Después por supuesto también resaltar el carácter asambleario de las decisiones donde todos los compañeros de base, participen o no de la agrupación, podían votar las medidas y los pasos a seguir en cada lucha, además del carácter de las internas abiertas, que es un método de elección. Nosotros cada dos años, que son las elecciones de delegados, votamos en una elección interna entre los miembros de la agrupación quienes van a ser los representantes del próximo cuerpo de delegados y esa lista va a competir contra la lista del oficialismo, contra la lista de algunas de las burocracias.

Te puede interesar:   Acerca del debate sobre la unidad de la izquierda

C. H.: Uno de los problemas actuales de la clase trabajadora es la gran fragmentación, tanto en la organización en los sectores de base como de manera más estructural, ¿Cómo lo abordaron en sus procesos de luchas?

Santiago Menconi: La fragmentación de la clase trabajadora entiendo está en un punto bastante duro, la estamos viendo no solamente a nivel de clase organizada en general, sino también por sectores. Nosotros en su momento logramos encarar la construcción de una organización interlíneas, buscamos no solamente la organización de los trabajadores de la línea 60, sino nos dimos a la política de salir a organizar a las otras líneas del sector. En primer lugar, porque entendemos que mientras más seamos, más fuerza se hace y en segundo lugar, porque entendimos que si no exportábamos el modelo de organización sindical de la línea 60 íbamos a desaparecer. En todas las medidas siempre apostamos a la solidaridad de clase buscando el apoyo de otros sectores y apoyando también las luchas de otros sectores. Esto se expresó en experiencias como la Coordinadora Obrera de la Zona Norte, donde están las y los compañeros del Suteba Tigre, compañeros de FATE, compañeros de distintas zonas, de PRAXAIR que vienen dando la pelea en la zona norte. También tuvimos una experiencia de organización similar en Capital Federal y también participamos, no tan orgánicamente, de distintas experiencias de coordinación en la Zona Sur. Entiendo que la unión de los trabajadores por sector y la unión de los trabajadores de distintas ramas es la salida a los planes de lucha que nos queremos dar de ahora en adelante.

C. H.:¿Cómo les impactó la pandemia? ¿Hubo cambios en las condiciones de trabajo que permanecen en la actualidad?

Santiago Menconi: La pandemia impactó de lleno en la línea 60, en primer lugar porque fuimos declarados servicio esencial. Nosotros, trabajadores de la línea 60 como los trabajadores del transporte, no dejamos nunca de trabajar, de prestar servicios. Tuvimos que dar una pelea bastante grande haciendo zooms y asambleas al aire libre manteniendo el distanciamiento social y pudimos votar un protocolo de seguridad e higiene en el cual marcamos varios puntos que luego de una lucha muy grande fueron aprobados por el Ministerio de Transporte como protocolos del transporte en general. Por ejemplo, nosotros votamos en primer lugar la anulación de la puerta delantera, que los pasajeros entren por la puerta trasera, la colocación del plástico cristal, hicimos los comités de desinfección en la línea 60, donde los compañeros que tenían otras tareas eran votados en asamblea y asignados para cumplir con esas tareas de desinfección de los colectivos. Fue una tarea muy dura porque a medida que iban pasando los meses, iban cambiando los protocolos y teníamos que hacer campañas públicas, no sólo para que se garanticen las condiciones de higiene y seguridad dentro de la 60 y en el resto del transporte, sino también para ser incluidos en el Plan de Vacunación como trabajadores esenciales, que es una conquista que no logramos. Fuimos vacunados finalmente por rango etario como el resto de la población, pero fue una lucha muy fuerte de organización donde se vio la participación de las y los trabajadores de la línea 60 para poder encarar los protocolos de salud y seguridad.

Te puede interesar:   Biografía de Toussaint-Louverture

C. H.:¿Cómo caracterizarías las centrales de trabajadores con relación a estas luchas desde abajo, con las patronales y/o con el gobierno? ¿Qué transformaciones tendría que haber en estas estructuras con los actuales escenarios del mundo del trabajo?

Santiago Menconi: Respondo a título personal. Caracterizo de la peor manera a la Central de los Trabajadores, por lo general terminan siendo cadena de transmisión de las exigencias de las patronales y terminan siendo cómplices. Caso puntual, caso concreto, las paritarias donde siempre discuten solamente salario que termina acordando salarios a la baja, no discuten nunca esto que hablábamos recién de las condiciones de salud y seguridad como por ejemplo, la pandemia, o los asesinatos laborales. En Argentina entendemos que está falleciendo, de acuerdo al último relevamiento del espacio Basta de Asesinatos Laborales, un trabajador en su puesto laboral cada 7 horas y las Centrales Sindicales, ni lo gremios que tienen la competencia de regular cómo trabajamos, lo hacen, jamás discuten condiciones de salud y seguridad. Además de esto, no suelen obrar a favor de las y los trabajadores, esos organismos tendrían que funcionar y ponerse a disposición de la clase trabajadora en su conjunto, no lo están haciendo. Consideramos que tiene que haber una recuperación de los trabajadores de esos espacios de poder como son las Centrales Sindicales, ponerlas a disposición de las bases con métodos asamblearios y verdaderamente democráticos para que los afiliados sean quienes decidan el futuro de cada lucha y de cada organización sindical. Entendemos que son organismos cerrados, que no hay participación de las bases de cada sector y que debería cambiar eso, por supuesto. Creo que una de las expresiones más fuertes de eso se vio en el descontento en la marcha del 2017, cuando algunos sectores sindicales coparon el palco de la CGT con el reclamo: “poné la fecha”. Creo que eso traduce el sentir de la clase en general.

Te puede interesar:   José de San Martín y la disputa de sentidos

C.H.: En este contexto de crisis económica internacional y nacional, con el agregado del reciente acuerdo con el FMI, ¿qué escenarios ves de posible resistencia para la clase trabajadora y sectores populares?

Santiago Menconi: Nosotros, como trabajadores del transporte frente al acuerdo con el FMI, fuimos unos de los primeros materialmente perjudicados, ya que a los pocos días del anuncio del acuerdo con el FMI se anunció la quita de subsidios al transporte y por supuesto, las patronales el primer ajuste lo hacen sobre los trabajadores y sobre el público usuario en temas de servicios. Entendemos que tenemos un contexto muy complicado, donde está habiendo despidos en muchísimas líneas, nos está costando muchísimo organizarnos adentro y también salir a coordinar las peleas. Es un escenario, la verdad, que en algún punto nos obliga a dar peleas a la defensiva cuando deberíamos estar peleando por mejoras en las condiciones económicas nuestras y también de salud y seguridad, como otras reivindicaciones y que al ser trabajadores del transporte con un sector que está plenamente subsidiado, las patronales utilizan esos subsidios para quitar el servicio, para no brindar buenos servicios al público usuario y además de eso para empezar a despedir trabajadores como lo están haciendo las empresas a lo largo y ancho del país. Entendemos que tenemos que salir a enfrentar esto porque están en juego nuestros puestos laborales y está en juego un derecho básico como es el derecho al transporte.

2 thoughts on ““La unión de los trabajadores por sector y la unión de distintas ramas es la salida a los planes de lucha”. Entrevista a Santiago Menconi, delegado línea 60

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *