Repudio en Neuquén a la injerencia del Comando Sur norteamericano

Caravana y acto para denunciar que Estados Unidos está construyendo una “base militar disfrazada de humanitaria”. La visita de la jefa militar al país, la no respuesta del gobierno provincial y los intereses petroleros, ratifican que hay más en juego que la defensa civil

Desde la Universidad de Comahue, pasando por el centro de la ciudad de Neuquén y los barrios del Oeste, hasta llegar a la Autovía Norte donde están construyendo la base de “ayuda humanitaria”. Ese fue el recorrido de una nutrida caravana de organizaciones integrantes de la Multisectorial No a la Base Yanki en Neuquén que se movilizaron el pasado 7 de mayo para visibilizar y repudiar esta base impulsada por el Comando Sur (CS), perteneciente al Departamento de Defensa de los Estados Unidos (EEUU).

No solo preocupa los avances de una obra a la cuál solo le faltan los vidrios de las oficinas y otras terminaciones finales, sino también la reciente visita a la Argentina de la Jefa del CS, Laura Jane Richardson.

Muy cerca del aeropuerto de Neuquén y en la ruta que se dirige a los yacimientos de Vaca Muerta, se ubica esta base que construye la empresa hondureña Eterna S.A en un terreno fiscal cedido por el gobierno de Neuquén para fines de defensa civil.

Creada en 1976, la empresa hondureña especializada en diseño y construcción de carreteras, puentes y muelles, empezó desde 1980 a trabajar con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército Estadounidense, señala en su página web oficial.

Después de tres intimaciones realizadas por la Multisectorial para que las autoridades presenten documentación, el gobierno apeló la tercera intimación y la Cámara consultó al gobierno si hay o no hay acuerdo, “por lo que las autoridades respondieron que no hay y ahí se terminó todo”, señaló Nerea Montes, integrante de APDH Neuquén.

“Dicen que no hubo acuerdo, pero es una construcción de 2 millones de dólares y no hay nada donde diga aunque sea la aceptación de la donación. Es el Estado que contrata con un país extranjero, por lo que nos confirma que no es ayuda humanitaria”, indicó.

Te puede interesar:   Pobreza y baja de retenciones

Injerencia

“Es una intervención clara. Esto viene con la actualización de las fuerzas armadas y hacer ejercicios comunes. Es preocupante porque una vez que estén, es difícil sacarlos”, manifestó Emilse Bustos, Secretaria de Derechos Humanos de la Asociación de Trabajadores de la Educación (ATEN) de Neuquén.

Frente al edificio donde está construyendo, las organizaciones realizaron el 7 de mayo un acto donde manifestaron que el gobierno de Omar Gutiérrez junto al CS “construyen una base militar disfrazada de humanitaria”.

“El gobierno no explica cuál es la necesidad de tener este lugar para Defensa Civil. Tampoco aclara las consecuencias que va a tener esto. Cuando hay intereses de EEUU, después esto se convierte en otra cosa que no favorecerá nuestra soberanía”, argumentó Bustos.

“Ellos dicen que están construyendo un galpón para implementos de socorros en caso de catástrofes y oficinas. Pero no sabemos. Y aunque no le agreguen nada es para hacer pie acá donde está Vaca Muerta”, planteó Montes.

“¿Hubo o no hubo licitación?, ¿Por qué el gobierno el gobierno provincial no da explicaciones?”, son algunos interrogantes que se plantean desde la multisectorial.

Más que humanitaria

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, recibió en su despacho en el Senado a la general Laura Richardson, jefa del CS. Fue el 26 de abril, en el marco de una visita de la comandante al país. La vicepresidenta destacó en Twitter que es la “primer mujer en ocupar ese cargo en la historia” y según informó la Embajada de Estados Unidos conversaron sobre el importante rol de las mujeres en el mantenimiento de la paz y la seguridad de la región.

La jefa militar norteamericana también se reunió con el ministro de Defensa, Jorge Taiana. Allí conversaron sobre cooperación bilateral en materia de formación y perfeccionamiento militar y equipamiento para las Fuerzas Armadas. Argentina y los Estados Unidos tienen 22 instancias de vinculación bilateral, 15 acuerdos, 5 mecanismos, 1 convenio de organismos científicos tecnológicos de la defensa y un convenio de la Universidad de la Defensa.

Te puede interesar:   "En un sistema que fomenta el individualismo, luchamos por un bien común dentro de un proyecto colectivo". Organización, aprendizajes y estrategias de lxs vecinxs por la Reserva Natural de Laferrere

En una entrevista realizada por Infobae, la militar norteamericana habló de la actualización tecnológica en defensa y su invitación a los militares argentinos a visitar las fábricas en EEUU donde producen helicópteros y vehículos de ataque. Señaló además que las actualizaciones tienen su límite por lo cuál hay que incorporar algo nuevo. Pero además, dijo que la pesca ilegal, no reportada y no regulada está absolutamente ligada a China. “En un día cualquiera, tenemos entre 350 y más de 600 embarcaciones chinas en el área bajo la órbita del Comando Sur”. Y manifestó preocupación por la Estación Espacial China en Neuquén: “son instalaciones de un gobierno autoritario, que no deja que los argentinos accedan a ellas, excepto si van de visita”.

La entrevista, donde no hubo una sola mención a la ayuda humanitaria, se hizo minutos antes de que Richardson partiera a Chile.

La última vez que el CS visitó el país, fue entre el 7 y 9 de abril de 2021, cuando el entonces jefe Craig Faller hizo donaciones por 3,5 millones de dólares para combatir el COVID-19 y en Ushuaia (Tierra del Fuego) donó equipo de búsqueda y rescate para defensa civil.

“No ser ingenuos”

“Estados Unidos está tratando de mantener la hegemonía en todos lados. Y mucho más en América Latina donde siempre tuvo injerencia”, afirmó Montes.

Si se instala “es un precedente y se pierde soberanía. Ya están molestos porque Argentina contrató a lo que ellos llaman enemigo, cuando hay una base idéntica en Malargue operada por la Unión Europea, pero allí no tienen objeciones”, dijo.

A unos 30 kilómetros de Bajada del Agrio y 250 kilómetros de Neuquén capital, está la Estación de Espacio Lejano operada por la Agencia Nacional China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites (CLTC). La misma fue construida a través de un convenio en 2010 entre la entonces presidenta Cristina Fernández y el presidente chino Xi Jinping. Se le otorgaron 200 hectáreas en un convenio que fue refrendado por el Congreso Nacional.

Te puede interesar:   El debate: Santoro, Vidal, Milei, Bregman y la cuestión del gran relato.

También con fines espaciales, en Malargue -provincia de Mendoza- funciona desde el año 2012 la Estación Deep Space 3 en un convenio entre la CONAE y la Agencia Espacial Europea.

Es por eso que Montes sostuvo que “salvo siendo ingenuos podemos pensar que un organismo militar de EEUU inocentemente construya una base con fines humanitarios. No queremos su injerencia. Tienen una en las Malvinas operada por la OTAN que es lo mismo que decir EEUU”.

Y además, Montes rememoró que no se puede olvidar que “la dictadura de 1976-83 tenía como libro de cabecera la doctrina de seguridad nacional y fueron instruidos en la Escuela de Panamá los militares torturadores y asesinos”. Además, señaló que “EEUU siempre ataca por distintas razones como el petróleo”.

En Texas (EEUU), el gobernador neuquino Omar Gutiérrez dijo el pasado 11 de abril a empresarios que del total de Vaca Muerta, solo está en producción el 8 % de la superficie. Y los convocó a realizar inversiones para aumentar la producción de petróleo y gas no convencional en una actividad organizada por el Instituto Argentina del Petróleo y el Gas Houston (IAPGH).

Petróleo y otros recursos están en juego. “Quieren construir la base norteamericana a diez kilómetros del aeropuerto, sobre la nueva ruta del petróleo, que lleva al corazón de Vaca Muerta y justo en confluencia de dos caudalosos ríos que son el Limay y el Neuquén, sobre los que hay seis represas hidroeléctricas. No solo hay gas y petróleo, sino que también hay agua y minerales”, dijo hace unos días a Radio Gráfica Lucas Arias, también integrante de la Multisectorial.

Fuente: El Megáfono


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *