Ecuador: Paro Nacional indefinido y detención de Leónidas Iza.

Ecuador vivió una jornada de movilizaciones a nivel nacional, que inició la madrugada del 13 de junio de 2022. El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Leonidas Iza, convocó a la ciudadanía a las calles frente al descontento causado por la crisis económica, social y ambiental que afronta el país. 

Según Iza, el paro tiene carácter “nacional, territorial e indefinido”. Además, insistió en que los manifestantes no tienen la intención de detener las movilizaciones hasta que el gobierno acepte sus demandas con un decreto oficial. “Si el presidente no da respuestas a ninguno de los puntos entonces nos mantenemos de manera indefinida”, aseguró Iza esta mañana.

Además, Iza dijo, que “no podemos en este momento aceptar como una cuestión normal que el presidente siga diciendo sí a todo lo que impone el Fondo Monetario Internacional (FMI)”. Ecuador tiene un acuerdo con el FMI desde 2019 que se ha ido renovando y actualizando en los últimos tres años. La última versión del acuerdo se firmó en septiembre de 2021, ya en el gobierno de Guillermo Lasso.

Durante las movilizaciones de este lunes, un total de 16 vías fueron cerradas totalmente y tres vías fueron parcialmente cerradas en 10 provincias del país. Así lo indicó el capitán Juan Zapata, director general del ECU-911. La mayor complicación de movilidad se registró en la provincia de Pichincha. En otras provincias de la Sierra como Imbabura, Cotopaxi, Chimborazo y Azuay también hay vías deshabilitadas. Zapata añadió que en la Amazonía hay cierres de vías y, en la región Costa, solamente en el sector El Guabo.

En tanto, 13 universidades suspendieron sus actividades educativas. Mientras, el Ministerio de Educación dijo, en un comunicado, que las clases presenciales en escuelas y colegios continúan “garantizando así el derecho a la educación de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos en planteles fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares en el país”.

La madrugada de este martes 14 de junio, la CONAIE denunció a través de un video en sus redes sociales la detención de Leonidas Iza. La Policía Nacional confirmó la detención de Iza, “por presunción de comisión de delitos”. El dirigente, líder del paro nacional, se encuentra en sala de aseguramiento temporal para audiencia de calificación de flagrancia. Se indicó que este incidente se realizó en el sector Lasso, cerca de Pastocalle, en la provincia de Cotopaxi.

En su cuenta de Twitter, la Conaie hizo un llamado a su estructura a “radicalizar las medidas de hecho por la libertad de nuestro máximo líder y por la dignidad de nuestra lucha”.

Primer día de protestas

Comunas, comunidades, organizaciones sociales populares, pueblos y nacionalidades del Movimiento Indígena, activaron medidas en 12 provincias, indicó la CONAIE.

En Quito, la capital, hubo dos marchas principales en la tarde. La primera salió desde la Universidad Central del Ecuador, en la que participaron estudiantes y organizaciones sociales. La segunda se dio en el norte de la ciudad desde las 16:30. Mujeres y disidencias se autoconvocaron a este encuentro para protestar por las 118 muertes violentas de mujeres por razones de género, que se contabilizan hasta mayo de 2022, en un país donde cada 30 horas ocurre un feminicidio.

Katty Garzón, militante feminista, asistió a la marcha del norte porque siente que vivimos una situación de vulnerabilidad constante. “No estamos viviendo una vida digna. Entonces, salimos porque en verdad estamos cansados de que los costos sigan subiendo, no hay sueldos dignos, los trabajos están escaseando cada vez más y la migración, tanto interna como externa, es una realidad otra vez”, explicó.

Te puede interesar:   Una deuda con Juan Forn

En el centro de la ciudad ocurrió un enfrentamiento entre estudiantes universitarios y la Policía Nacional, quienes lanzaron varias bombas lacrimógenas a los asistentes a la protesta social. En horas de la noche se desarrolló una rueda de prensa para evaluar las movilizaciones y el ministro del Interior, Patricio Carrillo, indicó que hubo un incidente en el centro de la capital con estudiantes del colegio Mejía, quienes, según la autoridad, fueron encontrados con “bombas molotov”. No dio más detalles.

Sin embargo, la organización de derechos humanos INREDH publicó en sus redes sociales que la Policía detuvo a un joven de 20 años, egresado del colegio Mejía, en la Unidad de Policía Comunitaria de La Basílica. Pero que ya lo dejaron en libertad.  La mamá enfatizó que lo agarraron entre 6 policías y lo gasearon en la cara, cuando dejaba a su hermano en el colegio.

Asimismo, la CONAIE informó que se reportaron incidentes con la Policía Nacional en la Comuna de La Toglla del Pueblo Kitukara, en la vía Intervalles, que pertenece al cantón Quito.

Garzón señaló que “la protesta social siempre ha sido criminalizada acá en los últimos tiempos. Muestra de ello, también es el tema de la violencia progresiva que ahora ya está legalizada. Entonces, tenemos como un poco de temor en las calles porque no sabemos qué nos podemos esperar de parte del estado”.

Ella se refiere a que estas manifestaciones se desarrollan después de que, el 7 de junio de 2022, la Asamblea Nacional aprobó la Ley de Uso Progresivo de la Fuerza, la cual legitima el empleo de la fuerza por parte de agentes de policías, fuerzas armadas y del sistema penitenciario. La CONAIE alerta que los artículos 23, 24 y 25 de la Ley regulan el uso de la fuerza en escenarios de protestas, poniendo en riesgo el derecho a la resistencia contenido en el artículo 98 de la Constitución de la República del Ecuador.

En un comunicado emitido en redes sociales por asambleístas del movimiento político Pachakutik, manifestaron su preocupación y alertaron al Mecanismo de Derechos Humanos de la CIDH, a la ONU y a la Defesoría del Pueblo de Ecuador ante posibles represiones a quienes se manifiestan contra el gobierno de Guillermo Lasso.

Para las movilizaciones del 13 de junio, se desplegaron 51.143 miembros de la Policía Nacional, según información de esta institución gubernamental. Adicionalmente, las autoridades contaban con 24.086 Granadas de gas y 29.615 cartuchos de gas.

Mientras continúa la marcha por la avenida de los Shyris, una de las principales avenidas de la capital, Garzón agregó que “estas manifestaciones se plantearon de forma pacífica, pidiendo que se escuche la voz de todas las ciudadanas y ciudadanos para que pueda hacerse realidad este sueño, que a veces suena como utópico, que es la vida digna”.

La CONAIE afirmó en un tuit que los pueblos se levantan luego de haber agotado las instancias de diálogo que se realizaron el 11 de junio, 4 de octubre y 10 de noviembre 2021. Agregaron que “El Gobierno de Lasso nunca mostró voluntad para atender las demandas sociales”.  

Te puede interesar:   Nicaragua ante una nueva crisis: coronavirus en tiempos de dictadura
Demandas de la CONAIE

En Ecuador, solo 3 de cada 10 ecuatorianos en edad de trabajar tiene empleo pleno, hay desabastecimiento de medicamentos y falta de insumos en los hospitales, se decretó una política extractivista de petróleo y minerales, el incremento de la violencia y la inseguridad, entre otros problemas.

Por esto, la CONAIE publicó 10 demandas de la movilización nacional, popular y plurinacional, que esperan sean cumplidas durante estas jornadas de protesta social:

  1. Congelar los precios del Diésel a $1,50 y la gasolina Extra y Ecopaís a $2,10, y la focalización de subsidios a sectores vulnerables. Las gasolinas Extra, Ecopaís y Diésel tienen un subsidio estatal para mantener el precio congelado. Debido a la variación constante en el precio del petróleo, el valor de este subsidio cambia drásticamente. El pasado 22 de octubre de 2021 el presidente Guillermo Lasso detuvo el incremento mensual de los combustibles (menos Súper), que se hacía mediante un sistema de bandas móviles impuesto en el gobierno de Lenín Moreno el 22 de octubre de 2019. Y los precios quedaron fijados de la siguiente manera: El precio actual del galón de Extra y Ecopaís está en 2,55 dólares; el del Diésel en 1,90 dólares.

2. Moratoria de las deudas en la banca pública, privada y cooperativa. Se busca un alivio económico para más de 4 millones de familias para que no se embarguen bienes como casas, terrenos y vehículos por falta de pago.

3. Precios justos para los productores del campo en las tres regiones del país. Esto incluye: leche, arroz, banano, cebollas, abonos, papas, choclos, tomate y más. Igualmente, se exige que no se cobren regalías en las flores para que millones de campesinos, pequeños y medianos productores puedan tener garantía de sustentación y continúen produciendo. Y entrar en el proceso de focalización a los sectores que necesitan subsidio: agricultores, campesinos, transportistas, pescadores.

4. Empleo, derechos laborales. Mejorar el empleo y los derechos laborales con políticas e inversión pública para frenar la precarización laboral y asegurar el sostenimiento de la economía popular. Exigir el pago de las deudas al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (hace apenas dos semanas, el gobierno pagó la primera cuota: 140 millones de dólares, que representan el 1,7% de la deuda).

5. No a la ampliación de la frontera extractiva minera/petrolera, auditoría y reparación integral por los impactos socioambientales para la protección de los territorios, fuentes de agua y ecosistemas frágiles. Derogatoria de los Decretos 95 y 151 sobre la política de hidrocarburos y el Plan de Acción para el Sector Minero del Ecuador, respectivamente.

6. Respeto a los 21 derechos colectivos como: educación intercultural bilingüe, justicia indígena, consulta previa, libre e informada, organización y autodeterminación de pueblos indígenas.

7. Alto a la privatización del patrimonio nacional y no al sometimiento de los tribunales internacionales como el CIADI. Que se ponga un alto a la privatización de los sectores estratégicos, como el Banco del Pacífico, hidroeléctricas, IESS, CNT, carreteras, salud, entre otras.

8. Políticas de control de precios y la especulación en el mercado de los productos de primera necesidad que hacen los intermediarios. Se pide un freno al abuso de precios en los productos industrializados en las cadenas de supermercados.

Te puede interesar:   “Debemos vivir como personas”: crónica desde un Haití al rojo vivo

9. Presupuesto urgente para salud y educación. Salud y educación incluyendo presupuesto urgente frente al desabastecimiento de los hospitales por falta de medicinas y personal. Garantizar el acceso de la juventud a la educación superior y mejoramiento de la infraestructura en escuelas, colegios y universidades.

10. Políticas públicas de seguridad. Protección y generación de políticas públicas efectivas para frenar la ola de violencia, narcotráfico, crimen organizado, sicariato, delincuencia, narcotráfico, secuestro y crimen organizado que mantiene en zozobra al Ecuador.

Respuesta del Gobierno

En un video publicado el 12 de junio en la noche, pocos minutos antes de que empiece el paro, el presidente Guillermo Lasso llamó a los dirigentes de la Conaie a que “recapaciten y respeten el derecho de la gran mayoría que no quiere el caos”. Además, Lasso dijo que “no podemos permitir que grupos políticos que buscan desestabilizar y pescar a río revuelto paralicen nuevamente al país”.

En una publicación, el ministro del Interior, dijo que el gobierno siempre garantizará el derecho a la protesta pacífica, pero añadió que “los ecuatorianos queremos trabajar, queremos un Ecuador de oportunidades y no vivir en un país caotizado por paralizaciones”.

En una entrevista ofrecida este lunes 13 de junio al medio local Radio Sucesos, Diego Ordóñez, Consejero Presidencial, dijo que la aceptación “sin condiciones” que pidió Iza al gobierno significa que está pretendiendo “imponerse sobre la democracia”. Para Ordóñez, no tiene un objetivo “buscar soluciones” y consideró que “hay una dificultad de encontrar espacio de diálogo con la CONAIE vista esta retórica radical, golpista. Aquí lo que quieren es botar al Presidente de la República y eso no se va a permitir”, señaló.

Ordóñez terminó su entrevista diciendo que quería “insistir a la resistencia indígena que recapacite y no pongan al gobierno en la situación de tener que llegar a acciones de aplicar la ley con el mayor rigor posible. No es una amenaza, es una prevención.”

¿Octubre regresa?

Este año, el sector de transporte (la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros de Ecuador FENACOTIP), anunció el 10 de junio que “no participará en las movilizaciones convocadas” para el 13 de junio. Mientras que, en 2019, el paro nacional estalló cuando los transportistas comenzaron movilizaciones contra las medidas económicas impuestas en el Decreto 883 emitido por el entonces presidente Lenin Moreno.

“Octubre volverá, octubre ya está aquí. El pueblo en las calles, listo a combatir”, dicen las consignas de los manifestantes que salieron a marchar en la capital este 13 de junio de 2022. Hacen referencia a las manifestaciones de octubre de 2019. Las protestas comenzaron el 3 de octubre como consecuencia de la insatisfacción de los ecuatorianos con un decreto presidencial que anularía los subsidios a los combustibles. El paro nacional duró 11 días, murieron 11 personas, decenas resultaron heridas y se perdieron millones de dólares.

En esta ocasión, la CONAIE dijo que tenían 10 demandas puntuales que el gobierno debe aceptar para detener las movilizaciones. Del 13 al 15 de junio habrán “jornadas de movilización en territorio” hacia Quito. En la capital, las movilizaciones serán desde el 16 de junio y la concentración será en el parque El Arbolito, en el centro de la ciudad.

Fuente: Tramas.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *