La OTAN de Erdogan contra el Kurdistán

Suecia y Finlandia han firmado la declaración de compromiso exigida por Turquía. A cambio, Turquía ya no bloquea su ingreso en la OTAN. Suecia y Finlandia se comprometen a no apoyar a las «YPG/PYD», y perseguir al movimiento kurdo.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, el presidente finlandés, Sauli Niinistö, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, se reunieron en Madrid bajo los auspicios del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y acordaron un memorando trilateral. El memorando fue firmado por los ministros de Asuntos Exteriores de los tres países -Mevlüt Çavuşoğlu (Turquía), Pekka Haavisto (Finlandia) y Ann Linde (Suecia)- en presencia de los tres jefes de Estado y de Gobierno, así como del Secretario General.

El memorando corresponde a la declaración de compromiso solicitada por Turquía. Suecia y Finlandia se comprometen a no apoyar a las «YPG/PYD», sino a prestar pleno apoyo a Turquía contra la «amenaza a su seguridad nacional».

En el futuro se pondrá fin a todas las actividades del PKK y de las organizaciones y asociaciones del pueblo kurdo , y se modificará la legislación finlandesa y sueca con este fin. Se facilitará la extradición de miembros de la oposición a Turquía. El embargo de armas contra Turquía va a ser levantado. A cambio, Turquía dejará de bloquear la admisión de Suecia y Finlandia en la OTAN.

En un comunicado, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) señaló que el acuerdo alcanzado en Madrid «…muestra la hipocresía de un sistema que se autodenomina ‘democracia occidental’. El apoyo a los kurdos resuelto por los socialdemócratas suecos en el congreso de su partido ha si socavado y ha quedado claro que se puede negociar cualquier cosa.»

Te puede interesar:   Una inmensa prisión llamada Palestina: la estrategia de encarcelar como modo de dominación

«La OTAN», continúa el comunicado, «ha acordado en Madrid apoyar y adoptar la política de masacres y genocidios llevada a cabo por el Estado turco contra el pueblo kurdo desde hace cien años. Kurdistán se ha convertido en una colonia a través del Acuerdo de Lausana. (…) Pero el pueblo kurdo hoy es el verdadero luchador por la democracia, y tiene millones de amigos en Suecia, Finlandia y en todo el mundo. Juntos lucharán contra todos aquellos que dan luz verde al estado fascista turco para el genocidio contra los kurdos».

Fuente:  Estación Finlandia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *