Repudiamos la persecución contra los movimientos sociales

Desde la Coordinadora por el Cambio Social hacemos público nuestro absoluto repudio a la persecución librada contra los movimientos sociales en distintos puntos del país. Ayer la Policía Federal estuvo durante 10 horas en un local de la CCC en Laferrere invocando una causa abierta en 2019, y atacando al activismo de dicha organización con gas pimienta; y hoy la Policía de Jujuy allanó 16 comedores de distintas organizaciones e incluso algunas viviendas de compañerxs.

La ocasión es propicia para refrescar la guerra declarada por la Vicepresidenta contra las organizaciones sociales, con el pretexto de una supuesta administración dolosa de la asistencia que brinda el Estado, pero apuntando inocultablemente a evitar la autonomía de nuestro proceder, y desalojarnos de las calles, dada la escalada de la conflictividad en curso.

El gobierno y la llamada oposición junto a la justicia siempre “peleados” entre si, concentran su furia en el Movimiento Piquetero. De modo que, en un momento tan delicado, en el que el oficialismo intenta por todos los medios desacreditarnos, diezmar nuestras filas administrando arbitrariamente los cambios de Unidad de Gestión y criminalizar las protesta, tomamos estos actos como la punta de lanza de una campaña que tarde o temprano caerá encima de todo el movimiento popular.

Por eso mismo exhortamos a lxs compañerxs de todas las organizaciones obreras y populares a no guardar silencio frente a esta situación y a acompañar la lucha que venimos librando contra las inadmisibles condiciones que el FMI impone a nuestra economía, las que difícilmente se modifiquen demasiado ante un mero cambio de Ministros.

Denunciamos que esta persecución tiene claros fines criminalizadores contra quienes se organizan y luchan en los territorios para mejorar la calidad de vida de quienes habitamos en los barrios populares.

Te puede interesar:   ¿Corrientes se incendia, que esperamos?

¡Organizarse es una necesidad y un derecho!      

¡Basta de criminalizar a los movimientos sociales!

¡Basta de persecución política!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *