¿Hasta cuándo? ¿Crisis para quién?

¿Hasta cuándo y hasta dónde seguirán empeorando las condiciones de vida de nuestra clase trabajadora?

Las ganancias del capital más concentrado crecen, mientras las cuentas del Estado van para atrás y los salarios, planes sociales y jubilaciones siguen hundidos en la miseria.

Nos quieren vender que somos un país pobre y que “las cuentas no dan”. Y mientras tanto se fugan decenas de miles de millones de dólares de la deuda estafa que ellos mismos tomaron y del superávit comercial en dólares que se genera con nuestro trabajo y bienes comunes de nuestras tierras.

Después del gobierno de los ricos y los CEOs con Juntos por el Cambio, vino el gobierno para los ricos del Frente de Todos. Una y otra vez repiten, los políticos del sistema y los grandes medios de comunicación, que hay que llegar a consensos sobre qué país “queremos”. Pero en ese “queremos” sólo entran ellos, más allá de que unos veten a Macri u otros a Cristina. Alberto Fernández se cansó de pedirle a los ricos que le permitieran tomar medidas. Así retrocedió con Vicentín, con el impuesto a las fortunas (excepto una limitada vez), con las retenciones, con los ríos, puertos y el comercio exterior, con el derecho a la tierra (que negó a los palazos una y otra vez como en Guernica), con la centralización de un sistema de salud pública digno, con salarios y jubilaciones que van una y otra vez por debajo de los aumentos de precios y siguen las firmas.

Un BASTA YA a esto sólo podremos ponerlo los y las trabajadoras.

Nuestra clase dominante y sus personeros sólo entienden el mensaje de las relaciones de fuerza. La destrucción de la naturaleza sólo se frenó con levantamientos populares como en el mendozazo y el chubutazo. Los únicos sectores que conquistaron algo de recomposición salarial son quienes sostuvieron huelgas masivas y duraderas, como “los elefantes” de la salud en Neuquén o amenazaron con repetir esas luchas como los Aceiteros y lxs trabajadorxs del neumático. Y la Unidad Piquetera defendiendo a capa y espada los recursos necesarios para sostener el trabajo de cuidados en los barrios, en comedores, centros culturales y educativos y cooperativas de trabajo allí mismo.

Te puede interesar:   La salud es lo primero

*Elecciones nacionales el 11 de agosto en CTA Autónoma*

Una gran debilidad que tenemos como clase trabajadora es la falta de unidad de acción para luchar por nuestros intereses comunes. En ese terreno entra el hecho de que la conducción de las centrales sindicales esté en manos de una dirigencia que, por acción u omisión, deja pasar los ajustes una y otra vez. 

En el caso de la CTA Autónoma, resalta la contradicción de un discurso en contra de esos ajustes y al mismo tiempo el apoyo a un gobierno que los aplica una y otra vez, como lo hace el Frente de Todos. Por supuesto, si tenemos estas direcciones y esta inmovilidad sindical, en parte es porque también tenemos una debilidad de base en nuestros propios lugares de trabajo. La democracia sindical y de combate la tenemos que construir con nuestras propias manos y confiando en nuestras propias fuerzas como clase. Entre compañeres de trabajo, siendo solidaries con todas las luchas laborales y de nuestras comunidades en cada territorio.

Dentro de lo limitado de estas construcciones y estas luchas, hay casos valiosos en algunas CTA regionales, como el de la CTA Bahía Blanca donde su actual conducción (de la que formamos parte) ha podido hacer valer esta fuerza con el reconocimiento y participación de la misma comunidad del lugar. También las conducciones de las CTA Lomas de Zamora y Alte Brown lo han intentado, con resultados dispares, pero igualmente valiosos. 

Cada una de estas construcciones regionales necesitan sí o sí raíces sólidas, que nosotres sintetizamos en la fórmula y canción: “¡Delegades de les trabajadores, ni de los gobiernos, ni de los patrones!”. En muchos lugares de trabajo hay delegades de base que integran juntas internas, comisiones directivas y cuerpos de delegades a lo ancho y largo del país. 

Te puede interesar:   Chaco: empresarios rurales fumigan sobre dos pueblos // 700 personas tuvieron que ser hospitalizadas

Más allá del resultado de las elecciones de este 11 de agosto, en las que nos presentamos con la lista multicolor en todo el país, En estas elecciones  integramos la lista multicolor nacional y en distintos distritos del país, con la salvedad de la presentación local en la CTA Bahía Blanca con los sectores con los que venimos construyendo encontrando en las distintas luchas, cuerpos de delegades y juntas internas,  en estos años allí, apostamos y apostaremos a que la CTA Autónoma aporte al proceso de construcción de la unidad de clase desde las bases. 

En este sentido apuntamos a consolidar el saludable encuentro de buena parte de los movimientos sociales para frenar la ofensiva criminalizadora del régimen contra la autonomía de los mismos. La histórica conquista del sector desocupado piquetero, trabajadorxs de la economía popular. de nuestra clase tuvo que darse disputándole los recursos (que son de todos) al Estado y los punteros del régimen, desde la construcción de asambleas en la que los y las desocupadas pudieran ser protagonistas de su propio destino. Lucha que tuvo como un gran hito a las “Cooperativas sin punteros” del 2009 para acá. Entendiendo que como trabajadorxs tienen que tener garantizados jubilación y salud.

*Vamos por unidad en la lucha por:*

_-Salario mínimo vital y móvil con el piso de la canasta básica de 100 mil pesos canasta familiar total, con indexación mensual (aumento proporcional de jubilaciones y planes sociales)._

_-Trabajo con todos los derechos para todes ¡Basta de precarización!_

_-Basta de doble discurso en la CTA Autónoma. Democracia sindical en la práctica. Congresos participativos, proporcionalidad de las fuerzas en todas las instancias sindicales._

Te puede interesar:   La educación superior en la ciudad de Buenos Aires: No está de luto, está "de lucha"!

_-Solidaridad con todas las luchas populares._

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *