Por el Derecho a existir…

La autogestión se toma la palabra en Plaza Bogotá

Este 6 de agosto, la alegre rebeldía de feria “Yo me libro”, en su veinteava versión, se realizará en la Plaza Bogotá en la capital de Chile, con pura gente querida que no piensa aflojar la esperanza de ser y de existir en dignidad plena. Un yo me libro que reivindica el derecho a la vida, amenazada por la atrocidad que domina al mundo. Organizado por una serie de heterogéneas y ardientes editoriales auto gestionadas, junto a organizaciones territoriales de mujeres, asambleas, barrios y vecinxs, clubes deportivos, saltimbanquis, que busca romper los moldes, los esquemas, retirar las anteojeras de la uniformidad, de lo dual, lo esquemático, lo binario… y en ese marco, celebrar la honestidad y la diferencia.

Sin impuestos, libre y nuestra, con cabida para toda esa humanidad que pinta muros y calles, ilumina edificios, aviva y multiplica la solidaridad dispuesta por abajo, disfruta la abundancia y desde ella, descubre que ya no necesita mirar hacia arriba para existir. El libro con IVA es un negocio y un inhibidor de la expresión popular, el libro nuestro es libertad y espejo.

Vendrán compañeras con semillas para intercambiar la vida; con libros, para problematizar colectivamente sobre el patriarcado, las injusticias, la soberbia, la ambición, la discriminación, los presos políticos de antes y ahora, las guerras, y lanzarlos a la vida para que sigamos iluminando en nuestros cuerpos los millones de modos de ser que nos habitan. En el yo me libro, como siempre, no se cobrará por pensar, por aprender, por gozar, por crear pensamiento. Es probable que, como siempre también, no se vea al poder constituido, ni aparezcan periodistas de los cuatro canales, por eso si quieren saber que esto pasó, lleguen con la potencia de su existencia a la Plaza Bogotá, y hagamos la fraternidad, el cariño aún más entrañable gracias a la presencia común.

Te puede interesar:   ¿Golpe sin golpe?

Entre mate y tecito caliente, bienvenimos a juventudes, adulteces y niñeces, habrá talleres, futbol, bailes latinoamericanos, performances, música, artesanía, poesía, serigrafía, arte por doquier, y por supuesto las producciones de nuestras editoriales que solo se encuentran en ferias y actividades de este tipo, porque no caben en la oferta de las librerías.

Llevamos 20 ferias tejiendo fuerzas y cariños, y cada vez salen más fáciles, más nuestras y diversas, evidenciando la magia de nuestra confluencia, la importancia de mantener el fuego de la memoria vivo, sabiéndonos parte del estallido, antes, durante y ahora. De hecho ya contamos 45 editoriales auto gestionadas de todas partes del país, lanzaremos 11 libros y multiplicaremos los espacios para expandir nuestra existencia. Les esperamos, con las hojas abiertas de par en par, y los ojos prestos a la maravilla, esa que busca el sol del saber en sus infinitas semillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *