La rebelión docente

Mendoza 

Unas 25.000 trabajadoras y trabajadores de la educación marcharon el martes 26 a Casa de Gobierno tras protagonizar un masivo paro en las escuelas de toda la provincia contra la propuesta salarial del gobernador Suárez. 

Ante esta situación de crisis social y económica, la propuesta del gobierno de ofrecer un 7% es una provocación. La inflación del semestre (39%) ya superó el 20% ofrecido para estos meses. La inflación interanual llega al 66% en Mendoza. Son los propios números del gobierno los que dicen que hacen falta $100.000 para no ser pobre. Por eso en las escuelas se debate sobre la crisis y la carestía de la vida y se construyó desde abajo un paro provincial con movilización que confluyó en las calles con las y los trabajadores de la salud y otros sectores estatales. 

Desfinanciamiento, salarios de hambre, cierre de cursos, jornadas los sábados y anuncios de que quieren llevar la jornada a 7 horas en acuerdo con el Gobierno nacional, son parte de las denuncias que realizaron los docentes en esta importante jornada de lucha que continuó el miércoles con la segunda jornada de paro. 

El jueves las escuelas de Mendoza amanecieron casi vacías. A través de grupos de WhatsApp y las redes sociales, las familias de las y los estudiantes de las escuelas comenzaron a organizarse para apoyar la lucha docente por el salario y contra el ajuste en la educación y la salud. «¡Ahora nos toca a los padres apoyar al docente! Sumate no enviando a tus hijos a clase ni jueves ni viernes, por un salario digno», decía una de las publicaciones que circuló entre las familias de la escuela Patricias Mendocinas. «Ayudemos a nuestros docentes a que el Gobierno provincial reconozca el pedido de mejoras laborales y económicas», decía la convocatoria impulsada en la escuela Francisco Gabrielli. Los mensajes se repitieron a lo largo y ancho de la provincia. 

Mientras el Gobierno provincial intentó deslegitimar la lucha, primero mintiendo sobre el acatamiento al paro (al final tuvieron que reconocer que fue masivo), luego amenazando a los propios estudiantes con faltas injustificadas para quienes no concurran a las escuelas, la unidad entre las y los trabajadores de la educación y la comunidad de las escuelas garantizó la contundencia del paro y la continuidad de la lucha. 

«Me sentí tan indignada, fui a comprar un block de hojas para mi hija y me costó $ 500. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar?, no me alcanza para nada, tenemos que unirnos», fue otro de los mensajes explicando el apoyo de las madres y padres. Porque el ajuste no es solo sobre los salarios: este mismo jueves, la comunidad educativa de la escuela «Tito Laciar» de Guaymallén denunció que cortaron el gas por falta de pago en el establecimiento. 

La «nueva» propuesta salarial del Gobierno equivaldría a $ 4.000 de aumento para una celadora y de $ 4.200 para una maestra. Una verdadera burla para quienes en lo que va del año ya perdieron un 20 % del salario frente a la inflación. Mientras los funcionarios del Gobierno siguen ostentando sueldos y dietas que equivalen al salario de más 10 de trabajadoras de la educación, como en el caso de los legisladores e incluso al salario de 20 maestras, como en el caso de los funcionarios del Tribunal de Cuentas que cobran más de un millón de pesos, como reveló el diario MDZ esta semana. 

Te puede interesar:   Continúa la rebelión docente en varias provincias

Rodolfo Suárez también rechazó el reclamo de los gremios estatales y se profundiza el conflicto.  

“El gobierno provincial no va a otorgar los 40.000 pesos para los trabajadores estatales ni de ningún otro régimen salarial”, afirmó el secretario general de ATE Mendoza, Roberto Macho, tras la reunión con el gabinete provincial. 

“El gobierno provincial no quiere que los compañeros enfermeros técnicos de la administración central y todos aquellos trabajadores esenciales que están por abajo de la canasta alimentaria lleguen a 100.000 pesos”, agregó. 

Mientras tanto, el dirigente estatal aseguró que seguirán las medidas de acción directa. “Seguimos con una huelga general en la provincia de Mendoza”. 

Río Negro 

En Río Negro no se retomaron las clases después del receso invernal porque el Gobierno de Arabela Carreras no llegó a un acuerdo salarial con docentes y trabajadores y trabajadoras estatales. 

Por eso, convocaron a un paro de 48 horas desde el lunes 25 con marchas en distintas localidades de la provincia para exigir la recomposición salarial y en contra de las políticas que incrementan el porcentaje de las sumas no remunerativas. 

Según la información oficial, la propuesta salarial para los docentes y estatales es de alrededor de un 11% en tramos, que se completaría en septiembre, y una suma fija de $4.500 que se cobraría en agosto. 

“Las 18 seccionales que componen UNTER trajeron como mandato el rechazo a la propuesta salarial basadas en los mismos ejes y todas hicimos el mismo análisis de esa propuesta, el rechazo a las cifras no remunerativas”, señaló Sandra Schieroni, secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro. 

La dirigente sindical dijo que uno de los objetivos del reclamo es recuperar “el 4% que perdimos en el primer semestre”. 

“Nosotros aceptamos una propuesta salarial de un 32% y el proceso inflacionario superó todas las expectativas en relación a lo que estaba proyectado. Tenemos una inflación en el primer semestre de un 36,2%”. 

“En ese marco, hemos planteado en el ámbito paritario la necesidad de recomponer ese 4% que quedamos por debajo del proceso inflacionario”, remarcó. 

A las protestas se suman también trabajadores judiciales y de hospitales, que continúan con paros semanales. Mientras tanto, el gobierno provincial promociona como un logro de gestión en el pago del aguinaldo y un aumento por decreto para policías y penitenciarios que fue rechazado por los uniformados. 

En las asambleas además de la situación salarial, también se expresó la exigencia para que se regularice la situación de la obra social, IPROSS, exigen que se terminen las obras en muchos establecimientos educativos que se encuentran con problemas de calefacción y falta de mantenimiento. Las demandas incluyen la derogación de la moratoria jubilatoria, que desde enero está vigente confiscando salario a los y las docentes, con jubilaciones de pobreza ya que los salarios básicos no reciben el impacto de la oferta salarial por ser sumas no remunerativas y en negro, lo que se traduce en una jubilación paupérrima. Por lo que es imperiosa una recomposición inmediata de las jubilaciones cuyas actualizaciones han quedado lejos del proceso inflacionario. 

Te puede interesar:   Los trabajadores no están dispuestos a romper con la revolución bolivariana, pero tampoco pueden vivir en esta situación

Chubut 

Las maestras y profesores de Chubut protagonizaron un contundente paro en la provincia el 25 y 26 de julio, con un alto acatamiento en Comodoro Rivadavia, Trelew, Rawson y Puerto Madryn contra el ajuste de Mariano Arcioni, aliado del gobierno nacional del Frente de Todos.  

Estas jornadas de lucha se dan en medio de un agravamiento de las condiciones económicas de la población trabajadora que con la inflación estimada de alrededor del 8% para julio, la corrida cambiaria y la devaluación en curso ha devorado el poder adquisitivo del salario entre las trabajadoras, los trabajadores y el pueblo pobre. Si ya los docentes tenían un salario que estaba bien lejos de la canasta básica familiar antes de la corrida de los últimos 20 días, la pérdida del 40% del poder adquisitivo en este lapso, fue la gota que rebalsó el vaso y gestó la masividad del paro. 

Ejemplos de escuelas que nunca habían parado hasta ahora y que esta vez dijeron “paramos”; escuelas donde el paro era minoritario alcanzó el 80% o 90% y escuelas que venían parando y sosteniendo la lucha, esta vez pararon totalmente. La respuesta a los aprietes del gobierno y sus amenazas a la ATECH por desconocer la conciliación obligatoria, a las amenazas de descuento del nuevo ministro de educación, José Grazzini, cayeron en saco roto. Las trabajadoras y los trabajadores con el paro, la movilización y las asambleas interescuelas más importantes desde principios de año dieron un mensaje: esta situación no se banca más. 

Un hecho destacado y que también es un punto de apoyo enorme para continuar y profundizar la lucha es la solidaridad y pasos en la unidad que se dio el lunes en Rawson al marchar desde el ministerio de Educación a la planta de procesamiento de langostino y merluza FyRSA, donde las trabajadoras y los trabajadores vienen enfrentando el ataque de la patronal desde el 6 de julio que defendiendo sus puestos de trabajo y exigiendo el pago de sus salarios adeudados. 

La Rioja 

Docentes Autoconvocados que desde hace semanas instalaron una carpa en la Plaza 25 de Mayo de la Ciudad de La Rioja participaron el lunes 25 de la Octava Marcha Provincial, en el marco del paro por tiempo indeterminado que llevan adelante en reclamo por salarios dignos. en el inicio de clases tras el receso invernal. 

Lo resolvieron durante la Asamblea Provincial de Docentes Autoconvocados y frente a la decisión del gobierno local de, lejos de establecer diálogo con los educadores, establecer medidas punitivas y persecutorias. 

“El gobernador Ricardo Quintela, llegó al exabrupto de descontarles el salario de forma ilegal a maestras y maestros que son sostenes de familia y que perciben salarios de pobreza”, afirman los y las docentes a través de un comunicado. 

En este marco, señalan que al reclamo urgente y genuino de un aumento de 20.000 pesos al básico para salir de la línea de pobreza en la que se encuentra la mayoría de las y los trabajadores de la educación de la provincia establecida en 104.216 pesos por el Indec, se les responde con una suma inconsulta e insuficiente de 6.000 pesos: “Si bien entendemos que nuestra lucha y la de los trabajadores de la salud es la que arrancó este aumento, no resuelve en lo más mínimo nuestro reclamo. Con una inflación acumulada al primer semestre del 36%, con un estimativo del 8% sólo para julio, la propuesta del gobernador se basa en que este año nuestros empobrecidos salarios vuelvan a perder poder adquisitivo frente a una inflación estimada en un 80% para este año. Las medidas que hemos decidido las hacemos con el apoyo de los papás y mamás de nuestros estudiantes, ellos también son víctimas de una inestabilidad económica donde los principales perjudicados somos los que nos levantamos todas las mañanas para ir a trabajar”. 

Te puede interesar:   El conflicto del frigorífico Penta y la lógica de la ganancia permanente

Es en este marco que los docentes resolvieron continuar la lucha, con el paro por tiempo indeterminado y realizar el lunes 25 la Octava Marcha Provincial “con el acompañamiento y en unidad de todos los sectores en lucha”. 

Santa Fe 

Con una votación récord los docentes van al paro en toda la provincia. La medida será el martes y miércoles de esta semana y el 10 y 11 de agosto. Coincide con el paro en Sadop. En Rosario el martes se movilizarán Amsafe, Ate, Siprus y Coad. 

La bronca se expresó en Santa Fe con una votación masiva al paro. La moción presentada por La Celeste-Trabajadores de la Educación obtuvo poco más de 16.000 votos, apenas 692 votos más que las mociones de la oposición. Incluso quedan sospechas sobre los números en los departamentos donde la oposición no pudo garantizar los fiscales necesarios para regular la votación. 

El aumento constante de la inflación, prevista en un 90% para este año, deja por detrás el salario de los docentes, con una pérdida del 17% solo en lo que va de agosto. Aunque «La Celeste-Trabajadores de la Educación», que responde a Sonia Alesso, mencione el aumento de salario, por lo que realmente reclama es por el adelantamiento de cuotas como expresa en sus intervenciones y en la moción que puso a votación. Por eso, esta medida la toman sin mencionar cuál es el porcentaje de recomposición salarial y otros temas que afectan a las condiciones de trabajo en la docencia.  

La convocatoria a una Asamblea Provincial vino luego del reclamo de la oposición y el creciente malestar en la base docente. La conducción provincial también oyó el resultado de las recientes elecciones de Amsafe donde la oposición del Frente por una Amsafe Democrática estuvo a solo 2.000 votos de ganar la elección. 

De este modo Santa Fe entra en la misma sintonía que otras provincias como La Rioja, Chubut, Río Negro y Mendoza, donde se están desarrollando conflictos contra el deterioro del salario y las condiciones de trabajo.
«La votación muestra la bronca enorme que recorre la provincia. La burocracia recién ahora se acuerda de Perotti y las corporaciones como Vicentín, las cerealeras y los puertos, pero no dicen nada del gobierno nacional y el acuerdo con el FMI. Esto no se lo puede enfrentar aisladamente, con un paro de 48 horas y sin fecha para la movilización provincial. Para enfrentar realmente a las multinacionales hambreadoras, que ponen y sacan ministros, que suben y bajan el precio de nuestra comida, tienen que convocar al paro nacional de CTERA y de las CTA´s. A la vez que exigirle un paro urgente a la CGT. En la región, los gremios combativos tienen que convocar a un gran encuentro de trabajadores donde confluyan docentes, estatales, médicos, aceiteros, estudiantes”, reclamó Franco Casasola, miembro de la Comisión Directiva de Amsafe Rosario, y referente de la agrupación Marrón. 

El martes Amsafe se moviliza en Rosario junto a Ate, Siprus y Coad desde la plaza 25 de Mayo hasta la San Martín. 

Fuentes: Rebelión

Fuentes de informe: Agencia FARCO, La Izquierda Diario, Red Eco Alternativo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *