Nos mataron a la Ale Ironici

Al recibir una denuncia por incendio, la policía halló el cuerpo sin vida en su domicilio. El hecho es investigado como transfemicidio por la fiscala Alejandra del Río Ayala. Ironici tenía 46 años, fue la primera persona trans en tener el DNI con su identidad autopercibida en la provincia y una incansable luchadora por los derechos de la población travesti-trans.

Este domingo, minutos antes de la medianoche, encontraron sin vida a Alejandra Ironici. El cuerpo de la histórica militante por los derechos de las personas trans se hallaba en su domicilio, en Pasaje Público al 8100 (barrio UPCN). El Comando Radioeléctrico había llegado al lugar por una denuncia que alertaba sobre un incendio.

El hecho es investigado como transfemicidio por la fiscala Alejandra del Río Ayala. Había sangre alrededor del cuerpo y se investiga la faltante del automóvil de Ironici, un fiat Palio color gris. El médico policial constató que se trata de una muerte violenta.

La militante había denunciado hechos de robo y violencia contra su domicilio en numerosas oportunidades.

Diversas organizaciones convocan a dos actividades: una manifestación hoy a las 10 de la mañana en la sede de Tribunales (San Jerónimo y 3 de Febrero) y una movilización a las 16. saliendo desde Plaza del Soldado.

Un detenido

Cerca de las 9 de la mañana fue encontrado por agentes policiales el automóvil robado de la casa de Alejandra, estacionado en la calle Padre Dusso al 7200. Fue allanada la vivienda en la que se encontraba, donde detuvieron a un hombre de 32 años que era buscado como sospechoso. Según el Ministerio Público de la Acusación (MPA) “era la pareja de la víctima”. A su vez, incautaron elementos probatorios dentro del vehículo.

Te puede interesar:   Las trabajadoras, más y más pobres
La Ale

Victoria Alejandra Ironici Castillo nació el 4 de diciembre de 1976 en la ciudad santafesina de Tostado. Durante toda su vida trabajó por los derechos de la población travesti trans. Lideró la organización Miser. Fue la primera persona de la provincia en recibir su DNI con su identidad autopercibida, en marzo de 2012. En esa ocasión dijo: “Empieza mi nueva vida. Voy a salir con la frente en alto, orgullosa de lo que soy. Sin tener que esconderme porque no cometí ningún delito. Lo único que hice fue elegir una vida diferente. Ese condicionamiento implicó que se me niegue un montón de derechos”.

Militó activamente la aprobación del cupo laboral trans en la provincia, la ciudad de Santa Fe y la Universidad Nacional del Litoral. Trabajaba como personal del Ministerio de Salud, desempeñando tareas en los hospitales Iturraspe y Sayago.

Fuente: Periódicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *