Importante paro en La Matanza: El gobierno y la Celeste tuvieron su martes 13

El martes 13 de septiembre la Multicolor Provincial, efectivizó la medida de fuerza suspendida por el feriado del 2 de septiembre, decretado por el gobierno nacional para repudiar el atentado a la vicepresidenta.

La medida había sido votada en asambleas muy numerosas en las seccionales de Bahía Blanca, Marcos Paz y Tigre, donde conduce la Multicolor. Rápidamente la oposición en las seccionales dirigidas por la Celeste de Baradel, se sumaron al llamado, razones sobraban y sobran.

En esos días nos enterábamos del recorte en educación de parte del nuevo súper ministro de Economía del Frente de Todos. Sergio Massa, con el apoyo de Alberto Fernández, pero principalmente de Cristina F de Kirchner, en su afán de ajustar para cumplir con las metas del FMI, empezaba haciendo buena letra con los organismos financieros internacionales ajustando en salud y educación.

Salarios consumidos diariamente por una inflación galopante, precarización en nuestras condiciones de trabajo. Distintos rechazos: a la 5ta. hora en primaria, a las reformas anti educativas, a los ataques a la docencia del nivel inicial y en defensa de las infancias y a las agresiones a la docencia en todos los niveles.

Pero hay un elemento que también sobrevoló en las escuelas, y es la evidente inacción  – o complicidad – de la dirección provincial del Suteba dirigido por Baradel que mantiene a la docencia desamparada. Ya queda claro para todos y todas, que cuando una conducción está a ambos lados del mostrador, termina respondiendo más al gobierno que a su base. En Suteba,  perdemos lxs docentes. Es que nadie nombraría para su defensa en un juicio laboral a un abogado de la empresa a la que piensa litigar, así de claro y sencillo.

Contexto del paro

En Matanza, desde hace unos meses, la conducción del Suteba está en manos de la Celeste de Baradel-Sposato. Ganaron con maniobras fraudulentas y el Ministerio de Trabajo – en manos del mismo gobierno del FdT- como era de esperar, les dio el triunfo como válido. Como ya escribimos en nuestro número anterior, aunque la Multicolor ganó en las escuelas, no tuvo el apoyo masivo que hubiéramos necesitado para revertir las maniobras y manipulaciones del aparato celeste.

Te puede interesar:   El racismo en la Ley de Educación Superior afecta derechos de pueblos indígenas y afrodescendientes

En este contexto difícil íbamos al paro. Por primera vez, la Multicolor no estaba en la conducción después de 9 años, un nuevo cuerpo de delegadxs y lxs docentes que tienen que hacer la experiencia con la nueva conducción celeste, pero también con la oposición en el llano. Era toda una prueba.

Los días anteriores la presión de inspectores y los equipos directivos que responden a la conducción del gremio se hizo sentir. Metiendo miedo, apretando, pidiendo notas individuales, mintiendo, descalificando la medida de fuerza y por sobre todas las cosas, tirando baldazos de agua fría para que el paro fracase. El tema es que es tal la bronca, que lograban el efecto contrario. Cuanta más presión institucional, más “adhiero” en los grupos de wasapp.

La respuesta docente

En las escuelas que ganó la Multicolor en las elecciones de mayo, que como dijimos son la mayoría, la adhesión fue altísima, llegando a ser entre el 70 y el 100%. Pero la noticia del día, fue que en las escuelas con delegadxs celestes, el paro se hizo sentir muy fuerte. Incluso con guarismos iguales a la de las escuelas con delegadxs multicolor.

Y esto es así, porque cuando hay bronca y predisposición a luchar en las escuelas, no hay maniobras que sirvan. Acá no les salva las papas a la burocracia celeste tener padrones engordados artificialmente ni miles de jubiladxs. Simplemente porque están fuera de las escuelas, no cuentan.

En este contexto y estas condiciones, fue un paro contundente. Pero tenemos la obligación de no quedarnos sólo con la foto, debemos poner la lupa  y escuchar a los docentes, delegdxs., para saber cómo se garantizó la medida.

Te puede interesar:   Décadas de abandono y desinversión

Hay una palabra que sintetiza en primer lugar un estado de ánimo con muchos contenidos: cansancio. Cansancio de tener que llenarnos de cargos y horas, para poder llegar a fin de mes, y ni aun así poder lograrlo. Cansancio de trabajar más, para cubrir nombramientos que no salen porque el gobierno se quiere ahorrar plata. Cansancio de que no se les ocurra otra idea que recargar las jornadas laborales en primaria, aprovechándose de las necesidades económicas. Cansancio de que la situación socioeconómica nos esté estallando en las escuelas y, además,  pretendan que lxs docentes la contengamos y solucionemos.

Y no puede ser de otra manera, la escuela es la caja de resonancia por excelencia de los problemas de la sociedad. Tenemos a casi la mitad de las familias de nuestrxs alumnxs que están por debajo de la línea de la pobreza y esto aumenta en niños, adolescentes y jóvenes. La violencia se manifiesta en la comunidad educativa y estalla en la escuela. Y lxs docentes somos como una esponja que absorbe todo y cargamos con ese peso de escuela en escuela, tratando de dar clases y que a nuestrxs alumnxs no se los lleve la crisis. Y todo esto lo llevamos a casa.

Lo otro que dijeron lxs delegadxs nuevos y activistas fue: este paro fue muy fuerte pero de los menos debatidos en las escuelas. Bastaba un wassapp o que alguien de un ED de la celeste apretara, para que la respuesta a favor de parar fuera automática.

¿Cómo la seguimos?

La situación descripta se da mientras el sindicato mira para otro lado. Vive una realidad paralela, está inmerso en la Mátrix. Está en un “Mundo Feliz”, donde el amor le gana al odio y donde los sueños de la educación se hacen realidad, por el sólo hecho de que ellxs están en el gobierno.

Te puede interesar:   La Educación Popular en épocas de Pandemia

Y eso es lo que indignó, porque lxs que no mueven un dedo para cambiar esta situación, te presionan y persiguen, para que sigas trabajando sin chistar, para que naturalicemos el ajuste.

El problema es que la bronca sirve para pegar un correctivo, pero no alcanza para ganarles la pulseada al gobierno y a sus guardaespaldas.

Necesitamos debatir profundamente en cada escuela las consecuencias del plan económico del gobierno, que para cumplir con el FMI le sigue dando concesiones a los sectores económicos que más plata vienen ganando con las exportaciones y los aumentos de precios.

Necesitamos que todos y todas construyan en cada escuela la fuerza que necesitamos para encarar una pelea importante. Esto no se garantiza por wasap.

Lxs delegdxs que no tenemos compromiso político con nadie, sólo con sus compañerxs y colegas de escuela, debemos exigir a la conducción actual del Suteba Matanza que llame a una reunión de delegados y que sea resolutiva. En la primera y única que se hizo en agosto, que fue de “presentación y formación” se comprometieron a llamarla este mes y ni noticias.

Nadie quiere perder el tiempo, en rondas de charlas de problemas que ya todxs conocemos. Por eso la reunión tiene que ser resolutiva.

Si la Celeste no llama a reunión de delegadxs o a asamblea, podemos hacer firmar en las escuelas un petitorio para exigir esas instancias de debate y resolución que figuran en nuestro estatuto. Esto permite a lxs activistas y delegedx hacer reuniones en los recreos, pequeñas asambleas o reuniones virtuales si es necesario, para discutir los problemas de cada escuela y como continuamos la lucha.

Esta tarea no se puede pasar por alto. Necesitamos construir con todxs los docentes el próximo paso.

Esa es la tarea, construir desde las escuelas con los nuevxs delegadxs el plan de lucha que necesitamos, esto no se puede suplantar ni sustituir si queremos ganar.

Revista Nro. 2 Comuna Docente Septiembre 2022

https://www.flipsnack.com/B7D77ABBDC9/revista-n-2-comuna-docente-septiembre-2022.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *