Irán: ¡Libertad para Reza Shahabi y todos los presos políticos!

Continuando con nuestra cobertura del levantamiento en curso en Irán, compartimos la declaración de Reza Shahabi, dirigente obrero y preso político del régimen, una declaración del Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Autobuses de Teherán y Suburbios (SWTSBC) que brinda actualizaciones importantes sobre su estado de salud e información sobre su caso, traducida al inglés y compartida por Zhaleh Sahand, una trotskista iraní independiente, ex presa política y educadora jubilada, que ahora vive en el extranjero.

Reza Shahabi, miembro de la junta directiva del Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Autobuses de Teherán y Suburbios (SWTSBC) , ha sido encarcelado varias veces bajo cargos falsos. Los veredictos que ha recibido sobre la base de acusaciones y cargos de seguridad, en realidad no son más que una muestra de la absoluta falta de derechos humanos básicos en Irán. Él, junto con todos los demás presos políticos, debe ser puesto en libertad de inmediato y sin condiciones ahora.

Actualización del 26 de noviembre

Se informó el 26 de noviembre de 2022 que Reza Shahabi se encuentra en estado crítico y debe recibir tratamientos médicos y cirugía de urgencia.

Reza Shahabi fue enviado al Hospital Imam Khomeini después de que su dolor empeorara. Su médico tratante le ha informado que debe someterse a una cirugía urgente ya que sus discos están severamente dañados y pueden causar fisuras en las áreas afectadas, las vértebras C1 a C5.

Cabe señalar que, tras las lesiones infligidas a Reza Shahabi durante su detención e interrogatorio en 2009 posteriormente se sometió a una cirugía de espalda y cuello. Desafortunadamente, la condición de su encarcelamiento en la prisión de Evin y la presión de los largos interrogatorios ha vuelto a agravar el dolor de cuello y hombro de Reza Shahabi, por no haber sido tratado adecuadamente cuando regresó a la cárcel.

El Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Autobuses de Teherán y Suburbios (SWTSBC) expresa su seria preocupación por la continuación del encarcelamiento de Reza Shahabi y exige cirugía inmediata y liberación para Shahabi.

Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Autobuses de Teherán y Suburbios (SWTSBC)

26 de noviembre de 2022

La información sobre Reza Shahabi es la siguiente:

Reza Shahabi, de 49 años, creció en la ciudad de Shabestar, una provincia en el este de Azerbaiyán en Irán. Es un miembro encarcelado de la junta directiva del Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Autobuses de Teherán y Suburbios (SWTSBC).

Este sindicato se estableció en 1958, durante el régimen del Shah. Después de haber enfrentado grandes trastornos durante todo el régimen islámico debido a las continuas hostilidades hacia las sindicalización de cualquier tipo de actividad organizada, el sindicato finalmente se reestructuró en 2004, 27 años después de las actividades intermitentes de Reza Shahabi junto con algunos otros trabajadores activistas basados ​​en las normas y principios constitucionales de la Organización Internacional del Trabajo.

Te puede interesar:   Redescubriendo la Vjutemás

Reza Shahabi comenzó a trabajar cuando aún estaba en la escuela para ayudar a su familia. Fue contratado como conductor de la Compañía de Autobuses de Teherán antes de graduarse de la escuela secundaria. Comenzó a estudiar derecho en 2006, luego de ser despedido por sus actividades sindicales.

Reza Shahabi se convirtió en uno de los miembros del Comité Ejecutivo en 2005. En ese año, fue arrestado durante varios días después de declararse en huelga para protestar por el arresto de miembros del sindicato en su primera huelga sindical.

Su cargo fue restablecido en 2009, al final de una comisión de investigación gubernamental, pero fue arrestado nuevamente poco después durante 8 meses y encarcelado en la prisión de Evin, en consecuencia, soportó un interrogatorio severo para consentir y confesar los intentos de «derrocar a la República Islámica”, con la ayuda de los grupos de oposición.

En mayo de 2011, Reza recibió una orden de devolución del salario que había recibido de la Empresa de Autobuses por el tiempo que estuvo desempleado, y fue condenado a un año de prisión por “propaganda contra el régimen”, y a cinco años por “conspiración contra la seguridad nacional.»

Reza apeló la sentencia, esperó 22 meses para recibir un veredicto de la Corte de Apelaciones y tuvo que recurrir a varias huelgas de hambre. Finalmente, además de una prohibición de cinco años de sus actividades sindicales, recibió una sentencia de prisión de cuatro años el 14 de abril de 2012. Reza Shahabi fue liberado por su grave condición médica y cirugías bajo una fianza de 200 millones de tomans en mayo de 2014.

Fue luego despedido de su trabajo. Con la ayuda de su esposa, abrió una pequeña tienda que fabricaba productos para el hogar, pero como había sido liberado debido a su condición médica, se vio obligado a regresar a la prisión de Rajaee Shahr en Karaj el 7 de agosto de 2017.

Para protestar su regreso a prisión, dos años después de su liberación, el destacado activista laboral Reza Shahabi inició una huelga de hambre el 9 de agosto de 2017 en la prisión de Rajaee Shahr en Karaj, 50 kilómetros al este de Teherán.

El 13 de marzo de 2018, Reza fue nuevamente liberado de la prisión de Evin, pero luego de asistir a una manifestación pacífica organizada por activistas políticos en Teherán con motivo del Día Internacional de los Trabajadores, el 1 de Mayo,fue arrestado nuevamente junto con algunos otros después de que fueron atacados violentamente por las fuerzas de seguridad iraníes. Cinco días después, el 5 de mayo de 2019, fue puesto en libertad bajo fianza.

Te puede interesar:   El asesinato de Suleimani y el destino de los que siempre pierden

El 28 de abril de 2021, en una carta abierta al Poder Judicial de la República Islámica, Shahabi informó que su sobrino había sido golpeado violentamente por varios motociclistas que le dijeron “No tenemos ningún problema contigo, pero dile a tu tío que detenga sus actividades. De lo contrario, arrestaremos a su hijo y a su hija, y lo golpearemos tan fuerte que nadie lo reconocerá”. También agregó que ha recibido varias amenazas de muerte anónimas contra él y su familia.

El 12 de mayo de 2022, Shahabi fue arrestado nuevamente en su casa bajo una falsa acusación de “cooperación y comunicación con Cecile Kohler, miembro de FNEC FP-FO, y su esposo, Jacques Paris, quienes ingresaron al país con una visa de turismo y actualmente están bajo arresto, para derrocar al gobierno. Se les acusó de “formar un núcleo antiseguridad con el objetivo de agitar a los trabajadores, maestros y pueblo para crear el caos”. Desde el 12 de mayo, Reza Shahabi ha estado encarcelado en la prisión de Evin, y el 13 de junio inició una huelga de hambre en protesta por su detención continua.

Desde que Shahabi estuvo encerrado en el Pabellón 209 de la prisión de Evin mientras estuvo encarcelado y en huelga de hambre durante 42 días, su sufrimiento ha aumentado considerablemente, incluido un dolor intenso en las vértebras del cuello, entumecimiento en el lado izquierdo del cuerpo y la cara. Su presión arterial ha sido peligrosamente alta, fluctuando entre 16 y 18.

El 15 de octubre de 2022, se informó a Reza Shahabi que su sesión en la corte se canceló y se reprogramará para una fecha posterior. Pero sus abogados le informaron más tarde que ya había sido juzgado en ausencia con la presencia exclusiva de abogados y que había sido condenado a 5 años de prisión por el cargo de reunión indebida y colusión, y un año adicional por el cargo de realizar propaganda contra el Estado, más dos años de exilio de Teherán y provincias vecinas. También se le prohibió por dos años realizar cualquier actividad sindical y se le prohibió viajar al extranjero.


En protesta por estos veredictos crueles y acusaciones puramente falsas, Reza Shahabi ha emitido un comunicado desde la cárcel. La traducción de su carta en inglés es la siguiente: 

Una carta abierta de Reza Shahabi, miembro encarcelado de la junta directiva del Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Autobuses de Teherán y Suburbios:

Con el objetivo de informar al público, a la noble gente trabajadora, a todos los asalariados:

Primero: En cuanto a las historias inventadas falsas y repugnantes de los llamados medios nacionales (Radio y Televisión de la República Islámica), que intentaron persuadir a la opinión pública de que nuestro activismo desinteresado, que es total consecuencia de la preocupación diaria de cualquier individuo libre por los problemas que aquejan a la clase trabajadora (tanto iraní como no iraní), es consecuencia de una comunicación enfermiza con las fuerzas en el extranjero, por la presente lo niego rotundamente con disgusto.

Te puede interesar:   Megaincendios en Australia: un punto de inflexión climático, en directo

En segundo lugar: El caso de Reza Shahabi (yo), quien está siendo procesado por la agencia de seguridad desde el 13 de julio de 2022, no tiene nada que ver con ningún supuesto comportamiento delictivo y es simplemente un escenario inventado para desacreditar nuestros sanos esfuerzos que son completamente racionales y resultado del dolor de varios cientos de años de opresión institucionalizada experimentada por los trabajadores y trabajadoras-condición de subordinación económica que enfrentamos tanto yo como aquellos como yo.

En última instancia, este escenario fallido que acaba de exponerse ha resultado en una cruel sentencia de 5 años de prisión por el cargo de reunión indebida y colusión, y un año de prisión por el cargo de realizar propaganda contra el régimen, y dos años adicionales de exilio de Teherán y provincias vecinas. Además, ha dado lugar a una prohibición adicional de dos años de todas las actividades sindicales y también a la prohibición de viajar al extranjero.

Tercero: Si bien condeno los esfuerzos desesperados del gobierno por suprimir las demandas del honorable pueblo de Irán que se mantiene firme frente a una cantidad indescriptible de brutalidad y barbarie organizada por parte de los agentes de este régimen y que, sin embargo, no han dado un solo paso atrás, también me gustaría informarles que yo, Reza Shahabi, apoyo a todos mis amigos y seres queridos que han resistido las mismas atrocidades organizadas y brutales durante muchos años. Y seguiré poniéndome de pie y nunca dejaré de luchar por lo que es correcto. No nos rendiremos.

Lamentablemente, en la situación actual, mis compañeros activistas y yo, en el movimiento sindical como el resto del pueblo, estamos privados de acceso a cualquier medio de comunicación nacional. A nuestros medios controlados por el estado se le ha permitido injustificadamente, unilateralmente y sin ninguna documentación válida, publicar y propagar todo tipo de acusaciones falsas y mentiras sin respeto ni consideración por el debido proceso y los derechos humanos de los acusados ​​antes de la formación de los tribunales.

Como ninguna de nuestras denuncias contra la Radio y Televisión Nacional, las autoridades judiciales y soberanas fructificará jamás, dejamos este relato de nuestras denuncias, malos tratos e inocencias para el juicio de nuestra valiente nación y el paso del tiempo.

Reza Shahabi

30/10/2022

Distrito 4, pabellón 3, centro de detención de Evin

¡La solución de los trabajadores es la unidad y la organización!

Sindicato de Trabajadores de la Compañía de Autobuses de Teherán y Suburbios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *