ContrahegemoniaWeb

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

El pueblo mapuche en alerta máxima: qué hará el gobierno de Milei con los espacios en disputa

La recuperación de tierras del pueblo mapuche vive un momento de máxima vulnerabilidad con la entrada al gobierno de Javier Milei, un presidente que reivindica la matanza indígena encabezada por el General Roca. Aunque se logró un acuerdo en la Mesa de Diálogo en junio de 2023, que reconocía el Rewe como lugar sagrado y autorizaba el regreso de la Machi Betiana, la gestión del gobierno saliente no implementó la devolución de las hectáreas ni la reconstrucción de las casas. Además, la legislatura de Río Negro aprobó reformas que favorecen a empresas mineras, sin respetar el derecho a la consulta libre de las comunidades originarias.

El reconocimiento de los derechos ancestrales del pueblo mapuche, será uno de los primeros temas que tendrá que abordar el nuevo gobierno. La decisión tomada en meses anteriores en la Mesa de Diálogo entre las comunidades mapuche y los ministerios del gobierno de Fernández, de reconocimiento del Rewe donde la Machi Betiana Colhuan desplegaba su tarea de sanación y de espiritualidad, tendrá que ser ejecutada por un gobierno cuyo presidente reivindicó como héroe nacional al General Roca, responsable del genocidio indígena perpetrado en la Campaña al Desierto, y que tiene como Ministra de Seguridad a Patricia Bullrich, responsable seis años atrás de la desaparición de Santiago Maldonado y del crimen de Rafael Nahuel, el joven mapuche de 22 años asesinado por la espalda, cuando se realizó el primer desalojo de ese territorio sagrado, el 25 de noviembre de 2017.

Este 29 de noviembre, el Tribunal Oral Federal de General Roca, admitiendo la responsabilidad de 5 prefectos en el crimen de Rafa Nahuel, los condenó en una sentencia claramente racista, a penas absurdas entre 5 y 4 años. Rafael Nahuel (Rafita), primo de la Machi Betiana Colhuan, estaba participando desde dos meses atrás de una recuperación de tierras junto a la Lof Winkul Mapu, cerca del Lago Mascardi. Su cuerpo fue bajado herido desde la montaña por los jóvenes Lautaro González Curruhuinca y Fausto Jones Huala (hermano del lonko Facundo Jones Huala, quien en estas horas está por ser extraditado a Chile en condiciones de extrema gravedad, ya que lleva 25 días de huelga de hambre seca). 

Te puede interesar:   “La desnutrición de nuestras comunidades se debe al terricidio”

Lautaro y Fausto fueron detenidos cuando llegaron a la base de la montaña cargando el cuerpo ya muerto de Rafita. Lautaro aseguró después, que decidieron bajar ellos mismos el cuerpo de Rafita, para que no le hicieran lo mismo que a Santiago Maldonado: que intentaran desaparecerlo. Memoria ancestral reciente: el mismo día del crimen de Rafita, se estaba velando a Santiago, desaparecido durante 78 días, y luego “encontrado muerto” misteriosamente en el río Chubut. Santiago había sido desaparecido en un operativo represivo de Gendarmería, en el que se atacó a la Lof en Resistencia Cushamen. La sangre mapuche y de quienes acompañan sus resistencias, volvía a regarse en la Patagonia Rebelde.

El derecho a la espiritualidad del pueblo mapuche

La recuperación de tierras en la que participaba Rafael Nahuel, tenía como objetivo la creación de un espacio en un territorio sagrado, donde la Machi Betiana Colhuan, podría desarrollar su actividad espiritual y de sanación. El espacio del Rewe fue identificado según la cosmovisión mapuche, y fue recuperado para que se erigiera la MachiEstamos hablando de siete hectáreas, que no significa nada en términos de la disputa de tierras en la Patagonia, pero que es fundamental en términos del derecho a la espiritualidad, a la salud, y a la vida del pueblo Mapuche.

En el juicio se demostró que los prefectos dispararon por lo menos 151 veces con munición letal. Que salieron a cazar y a matar mapuches. Parecen historias lejanas, pero no lo son. Todas están encadenadas en el laberinto de la criminalización al pueblo Mapuche, y de represión a las comunidades autónomas.

El 4 de octubre de 2022, las cuatro fuerzas federales del Comando Unificado de Seguridad (Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria) creado por Aníbal Fernández como Ministro de Seguridad de la Nación, volvieron a allanar y a desalojar con gases lacrimógenos, balas de goma, a mujeres, niñas y niños de la comunidad Lafken Winkul Mapu. Fueron detenidas entonces siete mujeres con sus niñes, de las cuales días después quedaron presas 4. La información fue recibida con indignación en el 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales, No Binaries en San Luis, lo que motivó que se convocara al 36° Encuentro en Bariloche, para demandar la libertad de las presas mapuche, y el Regreso de la Machi al Rewe.

Te puede interesar:   Ancestral y feminista

Las comunidades Mapuche lograron reunirse con el presidente Alberto Fernández en diciembre de 2022, quien concretó la convocatoria a una Mesa de Diálogo, que comenzó a reunirse con una comisión de resguardo, en la que se encontraba entre otros, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, junto a otras y otros defensores de derechos humanos. Tras seis meses de diálogo, muy obstaculizado por los representantes de Parques Nacionales, y del gobierno de Río Negro, el 1° de junio de 2023 se llegó a un acuerdo en el que el Estado se comprometió a reconocer como lugar sagrado el Rewe, y a autorizar el regreso de la Machi y la reconstrucción de tres rukas (casas) que habían sido destrozadas en el operativo represivo, proponiendo otro lugar para el resto de la comunidad. 

Al llegarse a este acuerdo, se logró la liberación de las 4 mujeres mapuche presas con sus hijas e hijos. Sin embargo, terminó la gestión del gobierno nacional sin implementar la devolución del Rewe ni la construcción de las casas, y la entrega de un nuevo territorio para la comunidad. De acuerdo a lo que informara el presidente del INAI Alejandro Marmoni en una reunión realizada días antes de la finalización de su mandato con la Machi Betiana y su mamá, María Nahuel, la ejecución de esta decisión se suspendió para favorecer la gestión del próximo gobierno.

De este modo, la comunidad Mapuche, y la Machi Betiana Colhuan, enfrentan la nueva etapa con una enorme vulnerabilidad, como consecuencia de la falta de palabra de los funcionarios del gobierno saliente, que priorizaron las negociaciones con la gestión Milei. La moneda de cambio del racismo estructural, son los derechos de los pueblos originarios. En esos mismos días, la legislatura de Río Negro aprobó de modo exprés una reforma de la Ley de Tierras, y otros proyectos, agregando la actividad minera y turística como fin posible de uso de la tierra fiscal, favoreciendo claramente a las empresas mineras, y desconociendo el derecho a la consulta libre, previa e informada de las comunidades originarias, que se movilizaron para rechazar esta medida.

Te puede interesar:   La revolución de las mujeres kurdas en la palabra de una de sus referentes: Elif Kaya

En estos días, líderes espirituales de distintos pueblos se están pronunciando para exigir la devolución del territorio ancestral a la Machi Betiana, fundamentando la importancia de estos espacios ceremoniales y de sanación para la vida de las comunidades Mapuche. Estamos hablando de derechos humanos, y de derechos de los pueblos. El gobierno tiene en sus manos la posibilidad de su reconocimiento, y de actuar en consonancia con los mismos.

La comunidad señaló que regresarán al Rewe, su espacio ceremonial y de salud, porque lo contrario les significa la pérdida de fuerzas y de energía para la Machi, y para las niñeces que la acompañan. Esta decisión, seguramente será realizada con el cuidado de líderes espirituales y pueblos originarios de todo el continente. 

Fuente: Página 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *