ContrahegemoniaWeb

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Nada más civilizado que el pueblo, nada más bárbaro que la oligarquía

“Una manera herética de encontrar

dentro de lo bárbaro a la civilización…”

Rodolfo Kusch

Nuestro capital más rentable es la creatividad

Entre los muchos talentos que reunimos lxs argentinxs está el de poseer una prodigiosa imaginación narrativa, desplegada en diversos géneros literarios, como lo prueban – por citar unos pocos nombres – Gabriela Cabezón CámaraLuciano Saracino, o Camila Sosa Villada. Ni hablar en el campo de los contenidos audiovisuales, contando con una Albertina Carri, un Damián Szifrón, o una Lucrecia Martel. E incluso, en plena Era de Oro de las Series, cuando el Noveno Arte se junta con la TV, nos damos el lujo de que (¡por fin!)  Bruno Stagnaro adapte para una plataforma El Eternauta, la obra cumbre de la novela gráfica argenta, surgida del genio de Héctor Germán Oesterheld

No obstante, hace unos años, una querida colega docente – la dramaturga y guionista Laura Ferrari – disertaba sobre lo difícil que se torna hacer ficción en un momento de la historia sujeto a tantas novedades sorprendentes. 

Y es que hoy por hoy la gran guionista acaso sea la propia realidad. Tal afirmación bien puede sostenerse juntando algunos retazos dispersos.

Imaginemos por caso – extremando nuestra inventiva -, al más insignificante de los ciudadanos de un país con potencial, pero sin suerte, maltratado por dos padres a los que odia, tentando suerte en el fútbol siendo un patadura, o como frontman de rock con cero onda, o mediocre panelista de TV y, de fracaso en fracaso, encontrando afecto exclusivamente en sus mascotas. En fin, un perdedor nato.

Pongamos por caso que, sin atributos para la seducción, el hombre se refugiara en el empeño intelectual por interpretar las ciencias que rigen el comportamiento de los mercados, en una de esas universidades privadas que, garpando, te disfrazan con una toga y te revolean un título de grado. Nuestro hombre sigue siendo un goma, pero ahora con chapa.

Y como Silvio Astier – personaje de Roberto Arlt en su novela El Juguete Rabioso -, ya que es un resentido convertido en odiador serial, incapacitado para trascender como prohombre, lo intenta como villano, argumentando irresponsablemente que, por citar un ejemplo, si un padre debe operar a su pequeña hija para salvarle la vida y no cuenta con recursos para solventarlo, bien puede hacerlo vendiendo un riñón.

Un tipo inconsistente en toda la regla, que enarbola más seguido la bandera de Israel que la de su propio país, y aduce que la persona más importante de su vida es su hermana tarotista.

Puede que hasta aquí la historia que proponemos no revista gran atractivo, por lo que incluiremos un giro inesperado y sorprendente. Como en aquel viejo chiste en el que un oficial del ejército exige un voluntario ante diez cadetes y nueve retroceden, convirtiendo a un pobre gil en elegido del destino, a este pescado le pinta candidatearse a presidente de un país cuya sociedad descree masivamente de la clase política que la ha llevado a la bancarrota. Y ya está: De buenas a primeras, nuestro hombre se transforma en el tuerto en el país de los ciegos.

De ahora en más, los papelones los hará ungido como Primer Mandatario. Vivirá de arriba durante un mes en un hotel porque la residencia presidencial carece de caniles para sus mastines, asistirá en jogging a su despacho en la Casa de Gobierno, y prometerá a un pueblo desesperado que el bienestar que proporcione su programa sobrevendrá en 45 años.

Ahora el tipo se da corte hablando en difícil, pero en el fondo está para el cachetazo. Y, acaso por dicha causa, un buen día se convierte al judaísmo acogiéndose a la Jabad-Lubavitch, organización judía jasídica fundada por el rabino Schneur Zalman de Liadí, cuya sede central se encuentra en el barrio de Crown Heights, en el distrito de Brooklyn, en la ciudad de Nueva York. En pocas palabras, la corriente más conservadora y retrógrada del sionismo internacional.

Te puede interesar:   Una Argentina sin proyecto emancipador

Entre las impresentables opiniones escritas en yiddish por aquel rabino, fallecido en 1994, se acumulan numerosas reivindicaciones del genocidio cometido contra el pueblo palestino. 

Ahora el estrafalario y malquerido personaje en cuestión, ya está cooptado por un grupo de cabalistas que lo mima.

Sus ángeles de la guarda, entonces, constituyen un conjunto de empresarios con apetito de expansión, dentro y fuera del Estado (flamantes embajadores, ambiciosos banqueros, prósperos estancieros, etc.), que sueñan con montar una nueva Sion al sur del mundo. Su proyecto no es religioso sino geopolítico. Y esa nueva oligarquía ya cuenta con agentes que relevan el territorio escogido circulando como Mochileros Sin Fronteras. Vienen a inaugurar un conflicto secesionista como el de Medio Oriente. Y el Presidente más inaudito de la historia habilita a que adquieran territorio a precio vil.

Resumiendo, ese ex niño nunca amado conoce el afecto en su cuarta década, y abre su corazón de par en par – al igual que las puertas de su país – a empresas ligadas a la colectividad, como Mekorot.

Esta es la historia de cómo nuestro personaje se incorpora al pueblo elegido, y deviene un mesías de poca monta… pero convencido de que le espera un destino trascendente. En tal tesitura, expresa por cadena nacional que, “si todos los actores sociales” – no algunos, ni siquiera la mayoría: TODOS – se subordinan a sus designios, verán luz al final del camino.

A esta altura de nuestro relato, debemos reconocer que barajábamos la posibilidad de imaginar una comedia, y nos ha salido una historia de terror. Pero bueno, al fin y al cabo, soñar es gratis, y solo hemos ensayado un ejercicio de imaginación, tan absurdo como otras distopías que ofrece Netflix.

Ahora, hablando en serio

Cuando se conduce a contramano, lo más probable es que se choque, el problema es que quienes viajamos a bordo del vehículo que conduce Javier Gerardo Milei somos lxs argentinxs, y eso es lo más grave.

El mundo está viviendo una transición hegemónica y de conflicto entre bloques. En Estados Unidos se discute sobre los niveles de tasa de interés y valoración del dólar a nivel internacional. Es una relación simétrica. Baja la tasa, cae el valor del dólar; sube la tasa, se aprecia el dólar; pero se resiente la economía.

Parecería haber un freno a la OTAN en la línea del río Don, por parte de Rusia. Hay una crisis humanitaria en Asia Occidental cercana, con epicentro en el conflicto de la Franja de Gaza. Hay un mundo de bloques, de nacionalismos económicos, de mayor intervencionismo estatal, de mayor proteccionismo. Y nosotros tenemos un gobierno que busca abrir enteramente la economía a ese mundo, distinto del de los noventa, cuando la apertura económica iba en línea con un proceso de regulación, apertura mundial, que elevaba el comercio internacional. Esto es lo contrario. Se trata de un mundo de bloques, en el que esos bloques se aprestan a confrontar.

Llevar los precios de la economía a niveles internacionales, como por ejemplo los combustibles o los alimentos, a partir de liberar los mercados de exportación como política de precios, ignora la política de ingresos. Es decir, esa política de precios de apertura indiscriminada deja de lado qué nivel de ingresos tiene que tener la población argentina para acceder a esos bienes que va a pagar a precio internacional. Más rápido que gradual. En tal contexto, el conflicto interno y los desequilibriosque puede asumir una economía que ya venía desequilibrada, pueden ser grandes, porque no hay inserción internacional, no hay cobertura para afrontar una tensión como esta. 

Te puede interesar:   Comunicado de prensa por la Muerte de Robinson Gática

En consecuencia, ir a contramano del mundo coloca a la Argentina en una posición de indefensión frente a las crisis que este está viviendo y que puede agravarse aún más.

Un voto mayoritario que va migrando hacia el desencanto

Promediando el primer mes de 2024, no hace falta abundar acerca de que el Decreto de Necesidad y Urgencia presidencial viene cosechando más rechazos que adhesiones. Al abarcarse tantos rubros en su texto y en el de la ley ómnibus, inexorablemente se tocan intereses en proporción y se abren conflictos imprevistos que sólo la política – con los gobernadores a la cabeza alambrando sus territorios – se digna a resolver, por más que el presidente reniegue. 

Otro frente díscolo, en plena temporada veraniega, es el que involucra a la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt), organismo que representa a todas las agencias de viajes argentinas, que acaba de presentar un amparo mediante el cual solicita que la Justicia declare la inconstitucionalidad del DNU 70/2023en el punto en el cual pretende derogar el régimen general de los agentes de viajes (ley 18.829)

Pese a que históricamente siempre ha existido una corriente de sindicalistas lameculo del poder – actualmente, la Federación Argentina de Empleados de Comercio, el sindicato de gastronómicos y la UOCRA -, la central obrera se ha plantado en la decisión de convocar al paro con movilización del 24 de enero, y sus negociaciones con el oficialismo están interrumpidas.

Así, nuestro pueblo, ese enorme continente de una memoria indeleble, se despereza y vuelve a enfrentar a sus opresores, dispuesto a poner coto a la destrucción de la producción y el trabajo, así como a defender nuestros amenazados bienes comunes, dejando en ridículo la presunción de que se había dado por vencido.

Una muestra cabal del humor social que viene cundiendo entre los sectores más perjudicados por la orientación del gobierno tuvo lugar durante recientes conciertos de La Renga en Racing, cuando sus fans apuntaron en varias ocasiones contra el presidente Javier Milei, quien utilizó la popular canción “Panic Show” de la banda para identificarse como el león durante la campaña de 2023.

Por su parte, la banda sentó una postura opuesta al Primer Mandatario en otros recitales y ahora sus fanáticos se pronunciaron con cantitos como El que no salta votó a Milei.

El gobierno presta suma atención a la luz amarilla que le indica el semáforo del ánimo colectivo. En consecuencia, su Ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, activó en la Secretaría de Niñez y Familia un armado con estrechos vínculos en el Conurbano bonaerensecon el objetivo de mantener un aceitado vínculo con las organizaciones sociales luego de la batería de medidas económicasque anticipan un durísimo inicio de gestión en un territorio caliente. Los dirigentes que se sumaron al área social provienen de la Iglesia y del propio Conurbano.

Como si no bastara con las tensiones de cabotaje, el periódico británico The Guardian, fundado en el siglo XIX, volvió a publicar una editorial contra Javier Milei en donde señala que dentro de su gobierno “hay elementos del fascismo (…) y elementos que reflejan la historia de la dictadura de Argentina”. Además, lo comparan con la ex primer ministra Liz Truss, quien permaneció en su cargo 45 días en 2022.

Y es que la falta de empatía de ese rejunte de apátridas que resume toda la inhumanidad histórica de las minorías reaccionarias, y que se ha hecho con el gobierno nacional – merced a la ineptitud demostrada por los políticxs de carrera – es tal, que está echando sal sobre las heridas de un pueblo lastimado.

El descontento generalizado con las medidas adoptadas, y la escalada de la conflictividad social, aceleran la elaboración de un Plan B capaz de dar continuidad al proceso en curso si es que el gobierno actual colapsa. 

Te puede interesar:   El pueblo que está solo y no espera (*)

Sin ir más lejos, Mauricio Macri decidió profundizar su ofensiva contra el ministro del Interior Guillermo Francos. El ex presidente pretende que Javier Milei acepte nombrar en su lugar al diputado Diego Santilli, que luego de las elecciones se alineó con Macri y obedeció su orden de brindarle un apoyo cerrado al gobierno de Milei.

Mientras la ley ómnibus empieza a carretear con dificultad en el Congreso con la conformación de las comisiones, en los bloques aliados al gobierno observan con inquietud la actuación de Francos. 

Ausente en la última reunión que el presidente tuvo con los diputados libertarios, y apuntado además por la escasez de resultados en las negociaciones con gobernadores y CGT, la continuidad del exfuncionario de Daniel Scioli y Domingo Cavallo ya es motivo de rumores. 

La situación de Francos en el gobierno es muy delicada porque viene de chocar con Karina Milei y acumula tensiones con el ministro de Economía, Luis Caputo. No es un secreto que Francos estaría exigiendo la embajada ante el Reino Unido para liberar el cargo.

Pero una cosa no quita la otra. Milei está en el peor momento de su relación con Macri porque se enteró de un nuevo encuentro secreto entre el ex presidente y Victoria Villarruel.

La versión con mayor asidero hasta la fecha, sostiene que el ex presidente recibió a Villarruel en Cumelén, donde pasó las fiestas y parte del verano. Según trascendió, en ese contacto, Macri le volvió a preguntar a la vicepresidenta si está preparada para hacerse cargo del Ejecutivo en caso de que Milei no pueda sostenerse. Ella habría eludido una respuesta directa, aunque le reiteró que está en condiciones de garantizar la institucionalidad.

A propósito de esto último, el diario británico Financial Times hace poco publicó  un artículo en el que analizó a Victoria Villarruel, resaltando su perfil conservador y diferenciándola del presidente Milei por no tener conocimientos económicos, aunque destacando su posición como segunda en la línea de sucesión presidencial. La propia vicepresidenta posteó la nota del medio británico en su cuenta de la red social X y destacó la frase de un diplomático que recomienda “observarla atentamente”, aunque minutos después borró la publicación.

El artículo titulado “Victoria Villarruel: la vicepresidenta argentina de postura firme en busca de redimir su trayectoria” resalta la disparidad entre las personalidades de Milei, un “economista libertario que promete reformas drásticas”, descrito como “un excéntrico, de arranques irascibles y un peinado salvaje”, mientras que a Villarruel, la señala como una “activista que construyó su carrera con un duro conservadurismo cultural”, que está políticamente más pulida que el líder de su propio partido. De manera que, como dice el refrán, “no hay humo sin fuego”.

Para más dato, Cecilia Pando confirmó que hubo conversaciones con Villarruel y el entorno de Milei por la libertad de los genocidas. Según la activista pro-impunidad, sus interlocutores reconocieron que habría “ilegalidades” en los procesos por crímenes de lesa humanidad y habrían prometido hacer algo al respecto. 

Pero más allá de las intrigas de Palacio, es la Calle la que hará oír su voz multitudinariamente a fines de un primer mes del año tradicionalmente tranquilo. Se prevé para la ocasión la asistencia de una militancia de todos los colores, dispuesta a concebirlo como salto cualitativo de un plan de lucha que deberá irse profundizando para dejarle en claro al Presidente – y a toda la escuela austríaca de economía – que en Argentina esas ideas no tienen cabida, sin pasar por alto que, si llegamos a esta encrucijada, más que por mérito de Milei fue por demérito de una clase política sin derecho a reciclarse ni para volver mejores. 

A partir de ese acontecimiento, volverá a imponerse la máxima según la cual “quien quiera oír, que oiga”.

Fuente: https://chiquifalcone.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *