ContrahegemoniaWeb

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Organizaciones sociales de todo el mundo piden apoyo para la iniciativa sudafricana de condenar a Israel por los ataques a Palestina


Los próximos 11 y 12 de enero la Corte Internacional de Justicia (CIJ), máximo órgano judicial de la ONU, realizará las primeras audiencias públicas donde se tratará la solicitud de demanda en la que Sudáfrica acusa al Estado de Israel de estar realizando crímenes de genocidio contra el pueblo palestino. 

La solicitud fue presentada ante la corte el pasado 29 de diciembre a través de un escrito de 84 páginas. Allí Sudáfrica argumenta que las acciones que el Estado de Israel está perpetrando contra Gaza son “de carácter genocida” ya que “tienen por objeto provocar la destrucción de una parte sustancial del grupo nacional, racial y étnico palestino”.


Así mismo, el documento plantea que estos “actos de genocidio forman parte inevitablemente de un continuo” junto a crímenes de guerra como “ataques dirigidos intencionadamente contra la población civil”.


Debido a la grave situación que vive el pueblo palestino, Sudáfrica exige al órgano internacional que realice “medidas provisionales” de carácter urgente para impedir que prosigan las matanzas. De manera tal que la Corte Internacional de Justicia podría exigir al Estado de Israel suspender sus acciones militares de inmediato contra la Franja de Gaza.

En el caso de que la Corte Internacional de Justicia considere pertinente tratar la denuncia presentada por Sudáfrica, el juicio podrá pasar a una instancia de méritos en donde la corte deberá decidir si el Estado de Israel está violado la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

Ya en noviembre pasado, durante una conferencia extraordinaria de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), celebrada para discutir la situación en la Franja de Gaza, el presidente de Sudafrica, Cyril Ramaphosa, califcó como un “genocidio” al accionar del Estado de Israel contra el pueblo palestino.

“El castigo colectivo de los civiles palestinos mediante el uso ilegal de la fuerza por parte de Israel es un crimen de guerra. La negación deliberada de medicinas, combustible, alimentos y agua a los residentes de Gaza equivale a un genocidio”, manifestó ante sus pares.

Desde hace décadas, el Congreso Nacional Africano (ANC), partido del que forma parte Ramaphosa, sostiene que el Estado de Israel mantiene un régimen de Apartheid contra el pueblo palestino. En referencia al sistema de segregación racial contra el que el propio Congreso Nacional Africano lucho en Sudafrica.

Te puede interesar:   El ascenso de los robots asesinos

Según informó la ONU, desde que comenzaron los bombardeos israelíes al menos más de 22.800 palestinos fueron asesinados en la Franja de Gaza. Además, en estos casi tres meses las infraestructuras médicas -Gaza y Cisjordania- fueron atacadas más de 600 veces por el Estado de Israel.

Un grito por Palestina

Desde el pasado 3 de enero, la Coalición Internacional para Parar el Genocidio en Palestina (ICSGP, por sus siglas en inglés), viene realizando una campaña global de junta de firmas para exigir el apoyo de la comunidad internacional a la denuncia de Sudáfrica ante la Corte Internacional de Justicia.

“Los estados partes de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio tienen la obligación de actuar para prevenir el genocidio. Por tanto, deben tomar medidas de forma inmediata” argumenta la carta de la agrupación.


Hasta la fecha, la iniciativa recibió el respaldo de más de 900 organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, asociaciones y movimientos sociales.

Adrianne Pine, una de las impulsoras de la ICSGP explica que “los movimientos sociales tienen un enorme papel que desempeñar en el período previo a las audiencias de este jueves y viernes, presionando a los gobiernos para que sigan el liderazgo moral de Sudáfrica”.


La Coalición Internacional para Parar el Genocidio en Palestina junto a las más de 900 organizaciones firmantes exigen que los Estados no solamente se manifiesten en apoyo a la inicicativa de Sudafrica. Sino que también presenten una Declaración de Intervención en apoyo al caso de Sudáfrica contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia.

Hassan Ben Imran, miembro del Consejo Directivo de la Organización Law for Palestine, explica que “desde el punto de vista legal, esto ofrece un aporte adicional que contribuiría a la construcción de argumentos sobre la disputa que se está deliberando”.

Además, Ben Imran agrega que “los Estados terceros que forman parte de la Convención sobre el Genocidio, tienen la obligación legal de actuar para evitar que se produzca un genocidio. Una declaración de intervención es un paso en esa dirección. En este momento, dado que estamos a la espera de una decisión sobre las Medidas Provisionales tras las audiencias del 11 y 12 de enero, acoger con satisfacción este paso por parte de Sudáfrica es lo mínimo que podrían hacer los Terceros Estados para prevenir un genocidio, o detener su perpetración”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *