ContrahegemoniaWeb

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Masacre de González Catán: no fue un enfrentamiento, fue una emboscada a los tiros contra la asamblea de familias

Contrarrestando el sesgo informativo de los medios de comunicación hegemónicos, que hablan de un enfrentamiento entre las comunidades boliviana y paraguaya, vecinos, vecinas y organizaciones sociales relatan que cuando las familias realizaban una asamblea para ver cómo mejorar las calles, armar una plaza y un comedor comunitario, fueron emboscadas a los tiros este domingo 14 por un grupo que busca controlar la toma de tierras del Barrio 8 de Diciembre, conocido como «La Tosquera», en González Catán, del partido bonaerense de La Matanza. «Aparecieron tres tipos armados. Empezaron a disparar a los niños, a las mujeres, a todos. Y esa gente no era del barrio», relató una vecina que perdió a su esposo. «Nadie peleó con nadie. Vinieron a asesinarnos. ¿De qué enfrentamiento me hablan?», se indignó otro vecino. Tres de los cinco asesinados eran argentinos: Tomás Waldo Velázquez Chávez (27 años), Leonel Enzo Tapia (29 años) y Luis Fernando Bascopé (17 años). Mientras que Gregorio Mamani (40 años) era boliviano y Eduardo Rivera (24 años), peruano. En tanto, 14 personas más fueron heridas con disparos de bala de plomo. Por ANRed.


El domingo por la tarde, alrededor de las 15.30, una gran cantidad de familias que integran la toma de tierras del Barrio 8 de Diciembre, conocido como «La Tosquera«, se encontraban realizando una asamblea para discutir la construcción de una plaza y un comedor popular para todo el barrio en un sector del predio tomado.

Además, abordarían la problemática de los cobros requeridos a vecinos y vecinas de la zona por un grupo que se autodenomina de «delegados», que quieren explotar el loteo vendiendo terrenos de forma irregular. Un grupo que, según denuncian las familias, fue escalando con las amenazas y ataques hacia las personas que viven en el barrio y que tienen vinculación con una banda narco de la zona.

Pero la asamblea de familias fue interrumpida luego de que fueran emboscadas por un grupo que disparó con armas de fuego hacia las personas presentes, dejando a cinco personas asesinadas: Tomás Waldo Velázquez Chávez (27 años, argentino), Leonel Enzo Tapia (29 años, argentino), Luis Fernando Bascopé (17 años, argentino), Gregorio Mamani (40 años, boliviano) y Eduardo Rivera (24 años, peruano). Además, 14 personas más fueron heridas de bala.

Sin investigar y haciéndose eco de la información de la policía, rápidamente, los medios de comunicación hegemónicos comerciales instalaron la información de que fue un enfrentamiento entre bandas narcos de la comunidad boliviana y paraguaya.

En testimonios fundamentales de las familias víctimas del ataque, recogidos por el medio Telesisa, una vecina confirmó que se trató de un ataque de una banda: «estábamos realizando una reunión vecinal para ver cómo mejorar las calles. Cuando terminó la reunión, un vecino dijo ‘traigan el parlante, que vamos a poner las evidencias de las delegadas’. Ahí aparecieron tres tipos armados. Empezaron a disparar a los niños, a las mujeres, y a todos los que estábamos amontonados ahí. Cuando mi pareja corrió a agarrar a los niños y a ponerlos detrás de un auto, le grité ‘vení, vení, no vayas’. Y me dijo: ‘no puede ser que permitamos que disparen a las mujeres y a los niños. Hay que agarrarlos, si los dejamos van a volver’. El corrió junto con mi hermano y varios vecinos más. Y ahí les tenían preparada otra emboscada más. Y les dispararon a todos de canto. Estaba todo planeado. Es una línea de muertos. Y esa gente no era del barrio».

Te puede interesar:   Paro Internacional de repartidores: “las empresas nos tildan de superhéroes, pero somos superexplotados”

En tanto, otro vecino del barrio agregó: «nadie peleó con nadie. Vinieron a asesinarnos. ¿De qué enfrentamiento me hablan?«.

«Basta de mafias asesinas que trafican con las necesidades de tierra y vivienda»

Para sumar a contrarrestar esa lectura de los medios, en un comunicado, una gran diversidad de organizaciones sociales y territoriales reclamaron «Justicia por los vecinos asesinados en González Catán«; «Basta de mafias asesinas que trafican con las necesidades de tierra y vivienda«; «Cárcel a los responsables ejecutores, a los que dieron las órdenes y a los cómplices«; y «Tierra para Vivir y trabajar

«En el marco de una crisis social asfixiante, cuando millones de personas no tienen un lugar donde vivir, con una inflación brutal y el aumento incesante del costo de vida, que hace que muchas personas sean desalojadas del lugar donde alquilaban, con valores que superan los 140 mil pesos para una habitación, decenas de nuestros vecinos del Barrio 8 de diciembre, conocido como La Tosquera, se encontraban haciendo una asamblea en el predio – relatan las organizaciones – Allí, llegó una patota armada que quería desalojar a los vecinos para vender esas tierras a narcos, que las querían utilizar para ampliar el jugoso negocio del narcotráfico, que se pasea sin obstáculos por todo el país, mientras la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de lo único que habla es de las protestas y los piquetes contra las políticas de ajuste de su gobierno».

En la misma línea, agregaron: «como resultado de este accionar mafioso, han sido asesinados cinco trabajadores y 14 más han sido heridos de bala. Familias de trabajadores precarizados, pobres, que no tenían donde vivir y que sufren la inseguridad más brutal cotidianamenteLa policía, que siempre rodea el lugar, sospechosamente llegó varias horas después y, por supuesto, dejó hacer y permitió la fuga del lugar de los asesinos, mostrando una vez más que son parte de las mafias que lucran con el narcotráfico, con la venta de tierras y con la trata de personas», denuncian las organizaciones, al igual que las familias que intervienen en la toma de tierras.

Te puede interesar:   La desgracia del conspirador

«Desde el movimiento piquetero venimos denunciando, ya desde la época del desalojo de miles de familias en Guernica, por parte de Kicillof-Berni, que la situación por la falta de tierras es desesperante para las familias de trabajadores, más aún, con los salarios miserables y los precios por las nubes – recalcan – Por eso, hemos propuesto la creación de un Banco de tierras, para la compra en cuotas sociales, de acuerdo al ingreso real, de tierra para personas que la necesiten, con la urbanización correspondiente y con la legalidad y garantías vigentes», finaliza el comunicado, firmado por el Frente de Lucha Piquetero, integrado por el Polo Obrero, MTR Votamos Luchar por el Cambio Social, C.U.Ba.M.T.R./MIDO, F.O.C. (M.A.R. – M29 – MTR 12 DE ABRIL), el Bloque Piquetero Nacional (T.Or.Re – Agrupación Armando Conciencia – O.T.L.), FDU, A Trabajar, MTL Rebelde, M.B.T., Frente de la Resistencia, Frente de la Resistencia Indígena, R.U.P., el Movimiento Rebelión Popular Facundo Molares y Pueblos Libres.

También está firmado por el Bloque Resistencia y Lucha, integrado por Resistencia Popular, 19 y 20 de diciembre, Ana María Villarreal y OCR; y por el Bloque de Organizaciones COmbativas (William Cooke, Acción Revolucionaria Combativa, 17 de Noviembre, Movimiento de Lucha (M.D.L.), Mujeres en Lucha (M.E.L.) y FTC☆M29.

Pero las organizaciones sociales no fueron el único sector que se solidarizó con las familias atacadas. Los obispados de San Justo y Gregorio de Laferrere, a través de la voz de los obispos Jorge Torres Carbonell y Eduardo García, también brindaron su apoyo y expresaron: «hace algunos meses poníamos de manifiesto la situación de violencia que se vive en nuestros barrios. Violencia generada por los mercaderes de la muerte que desde organizaciones narco y delictivas tienen apresadas a nuestras familias y sobre todo a nuestros jóvenes. Queremos solidarizarnos con las familias que sufrieron la violencia y hoy lloran el asesinato de sus seres queridos por estas organizaciones del mal y del crimen que actúan impunemente en nuestros barrios y territorios aprovechándose de la necesidad de los más pobres y frágiles«, sentenciaron.

Con respecto a la historia de la toma, el terreno ocupado del Barrio 8 de Diciembre alguna vez fue privado, pero nunca se construyó nada allí, por lo que se encuentra abandonado desde hace décadas. Cuando comenzaron las primeras tomas en la zona, hace dos años y medio atrás, el municipio de La Matanza intervino y judicializó la situación, con el argumento de que el terreno no es habitable por su estado de abandono y la cercanía con las tosqueras. Una causa que hoy está estancada en la justicia.

Adorni, vocero de Javier Milei, utilizó políticamente el ataque y el intendente Fernando Espinoza no se hizo cargo

En sus diarias conferencias de prensa, el vocero presidencial de Javier Milei, Manuel Adorni, desligó a Nación del ataque a las familias de Catán y aprovechó la ocasión para apuntar contra el gobernador Axel Kicillof por el tiroteo de La Matanza: «evidentemente, el Estado tan presente no está en esos lugares», ironizó.

Te puede interesar:   Salta: alerta de organizaciones y periodistas ante el protocolo antipiquetes del gobierno de Gustavo Sáenz

«Han hecho tanta publicidad del Estado presente y de repente vemos gente matándose por tener un pedazo de tierra», agregó, al tiempo que señaló que «es un tema que atañe a las autoridades del gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Mientras, el Municipio de La Matanza, a cargo de Fernando Espinoza (UxP), emitió un comunicado en el que deslindó responsabilidades señalando que «en 2022 hizo las correspondientes actuaciones policiales y judiciales, y que en 2023 instó a la celeridad de la ejecución de desalojo por una denuncia de usurpación de terrenos en la zona» en la que se produjo el ataque a las familias.

«La Justicia dictó la medida de ‘no innovar’, la cual aparentemente no fue acatada, vista la supuesta nueva venta de terrenos- continúa el comunicado – En la práctica, esto significa que, por haber recurrido a la Justicia también quienes usurparon esos terrenos, la decisión se mantiene en un status quo en tanto avanzan las acciones legales. La zona, una tosquera abandonada que pertenece a dueños particulares, fue usurpada dos años atrás, circunstancia de la que el municipio tomó conocimiento por información policial. De inmediato, se procedió a realizar la denuncia correspondiente en la Fiscalía Descentralizada N° 2, en la actualidad a cargo del fiscal Gastón Duplaa. La citada medida judicial  de ‘no innovar’ dictada impidió que se desalojara a ninguno de los usurpadores y pretendía que no ingresarán nuevos ocupantes», expresó el municipio matancero con respecto a la situación legal de los terrenos.

En cuanto al ataque en sí, expresó: «en su esclarecimiento están actuando diferentes estamentos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, bajo las instrucciones del fiscal Dr. Adrián Arribas. El Municipio de La Matanza repudia este salvaje hecho y acompaña con su Oficina de Asistencia a las Víctimas a los familiares de los fallecidos y de los heridos. Del mismo modo, el municipio alerta a la comunidad toda sobre el accionar delictivo de inescrupulosos que aprovechándose de un estado de necesidad, venden tierras ajenas, que tienen dueños y que de ningún modo pueden regularizarse, quedando a merced de futuros desalojos. En ese sentido, si alguien ofrece la venta de un terreno, los vecinos pueden consultar en la Secretaría de Hábitat municipal, que informará quien es el dueño y si ese terreno es factible para construir su vivienda», finaliza el comunicado del municipio a cargo de Espinoza.

Fuente: Anred y Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *