ContrahegemoniaWeb

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Fotogalería de la represión

La movilización del martes 31 de enero en Congreso demostró que el protocolo de la Ministra Patricia Bullrich no lo cumplen ni sus propias fuerzas represivas. Afuera  !!!

En el primer día de tratamiento en la Cámara de Diputados del proyecto de Ley ómnibus durante las primeras horas de la tarde se congregaron miles de personas agrupadas en organizaciones sociales, sindicales, políticas y Asambleas barriales de Capital Federal y de varias zonas del conurbano bonaerense.

Las consignas unitarias que convocan son: Abajo el DNU; la ley ómnibus y el protocolo antirepresivo de Patricia  Bullrich. Protocolo que trataron de hacer cumplir las fuerzas represivas de la Policía Federa (PFA) l; Prefectura Naval (PNA)  y Gendarmería Nacional (GNA). Fuerzas que desde un primer momento se las veía dispuestas a reprimir ante el primer movimiento de las organizaciones reunidas y que a ellos les pareciera sospechoso.

Sobre la parada de colectivos en la avenida Entre Ríos, frente al Palacio del Congreso, se encontraban organizaciones sindicales y partidos de izquierda custodiados por las “fuerzas del orden” para que no bajan a la calle. Claro que ellos en ese operativo impedían que quienes tenían que tomar el colectivo lo pudieran hacer, ya que seguían de largo o en el mejor de los casos paraban en la mitad de la calzada, en el segundo o tercer carril. Primer objetivo del protocolo de Bullrich no cumplido. Afuera !!!

Sobre la calle Rivadavia, entre Callao y Rodríguez Peña estaban organizaciones sociales y barriales que ocupaban todo el ancho de la calle con Gendarmería y Policía Federal conteniendo para que no avanzaran hacia Callao, y en algunos momentos armando líneas de choque empujando las primeras filas de manifestantes, avanzando y estos resistiendo la embestida. Mientras tanto la calle seguía cortada sin poder transitar los autos y colectivos. Segundo objetivo del protocolo de Bullrich no cumplido. Afuera !!!

Ratos más tarde, se fueron incorporando más asambleas lo que hizo que Rivadavia desde Rodríguez Peña  hasta Montevideo también estuviera intransitable por los nuevos que se sumaban. Claro que Rivadavia estaba cortada por lo menos hasta Paraná, en la esquina del teatro Liceo. Los autos que circulaban por Av. de Mayo desviaban en esa calle hacia Av. Corrientes. Tercer objetivo del protocolo de Bullrich no cumplido. Afuera !!!

La  mitad de la calle Rivadavia estaba ocupada con camiones hidrantes y motocicletas de la Policía Federal PF) y otra parte por las fuerzas represivas de PFA y GNA quienes cada tanto intentaban hacer retroceder a quienes estaban entre la calzada y la vereda sobre la plaza.

Te puede interesar:   El fuego de la memoria obrera en el juicio a la Triple A

A eso de las 20,30 aproximadamente, y en forma sorpresiva las fuerzas represivas comenzaron a retroceder hacia la Av. Callao, y en consecuencia los manifestantes a avanzar, traspasando la altura del Cine Gaumont casi más de media cuadra. En forma simultánea varias motos de la PFA con dos policías cada una de ellas (quien iba a tras llevaba los bastones largos) se fueron por Callao hacia el norte, presumiendo que irían a entrar por Montevideo para cercar a quienes estaban  las columnas de las asambleas en la retaguardia de la movilización.

Fue el momento además donde en forma prepotente un oficial de la PFA, megáfono en mano nos comenzó a exigir que retrocediéramos hacia Callao a quienes estábamos en la vereda. Manifestantes y periodistas y fotógrafos. No se violaba ningún objetivo de lo dispuesto.  Cuarto objetivo del protocolo de Bullrich no cumplido. Afuera !!!

Posteriormente y cuando ya se conocía que la sesión había pasado a un cuarto intermedio y algunos grupos comenzaron a desconcentrar, otros grupos de personas que estaban protestando en las cuatro esquinas de Callao-Entre Ríos y Rivadavia a ambos lados de la calle quisieron ser desalojadas no ya de las calles, sino de las veredas, mientras camiones y camionetas de la PNA ocupaban dos carriles de Callao hacia Corrientes, obstruyendo el tránsito del carril exclusivo que tienen los colectivos y los taxis. Mientras tanto agentes del tránsito de la Ciudad trataban de ordenar el tránsito en ambas avenidas junto con agentes de la PFA de uniforme y de civil con chalecos. Como es de imaginar estos personajes son incapaces de dirigir ni un autito chocador y le complicaban la vida a los agentes de chaleco amarillo que hacían lo que podían, ya que en algunos momentos los hacían seguir por Callao hacia Corrientes y en otras los hacían doblar hacia Rivadavia, hacia Once.Haciendo más caótico el tránsito. Quinto objetivo del protocolo de Bullrich no cumplido. Afuera !!!

Conclusión: el protocolo de Bullrich no lo hacen cumplir sus propias fuerzas que dice comandar.

Te puede interesar:   Un paraguas político al gatillo policial

Párrafo aparte de la Policía de la Ciudad, que brilló por su ausencia en todo el sector donde se desarrollaba la manifestación. Solo se los vió por las intersecciones de las  calles Bmé. Mitre en s esquinas de Rodríguez Peña y Montevideo y en ambas calles hasta Rivadavia custodiando no se sabe que, ya que las mismas estaban cortadas por.. la propia Policía de la Ciudad.  

Fuente: Tramas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *