ContrahegemoniaWeb

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Propuestas emancipadoras hacia una asamblea constituyente que libere al país de la tiranía del capital

Aproximación para una respuesta programática urgente.

Con el DNU y la llamada Ley Omnibus, el gobierno de Milei nos plantea una verdadera declaración de guerra social encabezada por las grandes empresas productoras y exportadoras de materias primas, banqueros, petroleras, de comunicación, etc… Pero sus propuestas abren una gran oportunidad para que las organizaciones obreras y populares puedan debatir y elaborar un proyecto de país alternativo y en confrontación directa con el proyecto capitalista liberado de todo control público y de toda coerción del Estado para frenar sus expectativas de acumulación de riquezas.

Seguramente con el beneplácito de capitales generados por la corrupción internacional y el narcotráfico (que buscan ser convenientemente lavados), planificaron la llegada de Milei al gobierno y generaron un “producto” acorde para la época de descreimiento en la política, de frustración y rabia respecto al gobierno de Alberto y Cristina Fernández. A partir de allí, el Proyecto Milei planteó su programa de una forma directa y simple en base a dos ejes centrales: represión contra el pueblo y libertad absoluta para el capital. Estado represivo contra el pueblo y libertad para “la gente de bien”.

Por su parte, el peronismo oficial (PJ/CGT/Gobernadores) se plantea desde una perspectiva totalmente alejada de la histórica “combatiendo al capital”. Todas sus propuestas están ensombrecidas por el último gobierno Fernández-Fernández. Experiencia fácil de desmerecer y ridiculizar por su inconsecuencia con los postulados propios, con sus traiciones a las promesas de campaña, con sus corrupciones evidentes, con el resultado de los índices sociales que demuestran un crecimiento brutal de la miseria y la indigencia durante su gobierno. Pero, además, gran parte de sus integrantes fueron parte de las experiencias peronistas/liberales del período Menemista. Por eso mismo, no es una casualidad que se desgajen sectores que eligen “salvarse solos” separándose de Unidxs por la Patria, para negociar con el actual gobierno el reparto. Es el caso de los diputados tucumanos o el ex candidato kirchnerista Daniel Scioli. Ni vale mencionar otra “oposición colaboracionista” en la que se integra el conglomerado de Juntos por el Cambio, especialmente la UCR pero también otros como un ex kircherista de paladar negro como Pichetto o Randazzo.

Sin embargo, a las organizaciones obreras y populares enemigas del Plan Motosierra, este panorama nos brinda una nueva posibilidad de acordar propuestas, no solo para enfrentarlo y derrotarlo, sino para comenzar a debatir colectivamente y en profundidad, un plan de país distinto, un plan de país independizado y descolonizado de las grandes empresas y de las oligarquías. Y esto incluye a los sectores peronistas que aún reivindican el nacionalismo antiimperialista del primer gobierno del General Perón y a las luchas de la Resistencia contra la Fusiladora, que en simultáneo con las luchas y la organización popular supieron construir programas de confrontación con el capital como los de La Falda (1957) y Huerta Grande (1962). No son muchos actualmente, pero por pocos que sean es un conglomerado político que tiene fuertes lazos culturales, sociales y políticos con la mayoría de la clase trabajadora y los sectores populares que aún reivindican, aún cuando borrosamente, aquella experiencia iniciada hace 80 años. 

Pienso en primer lugar en organizaciones como la UTEP, Barrios de Pie o la UTT, cuyas propuestas (aún con timidez) proponen afectar las ganancias de las oligarquías ganaderas y sectores agrarios productores de alimentos y exportables. Pero no son los únicos agrupamientos que, proviniendo del peronismo, tienen perspectivas que sostienen las viejas consignas nacionalistas revolucionarias que en algún momento de la historia hicieron del peronismo una propuesta atractiva para confrontar con el imperialismo y – al menos en parte – “combatir al capital”. Es importantísimo entonces buscar la manera de que sean parte de este debate y de que sus propuestas sean tenidas en cuenta para la elaboración de esa alternativa.

El otro aspecto que hace urgente esta necesidad, tal vez el aspecto más volátil de esta bomba de tiempo sobre la cual estamos sentados, es el inigualable deterioro del respaldo al gobierno por parte de sus propios votantes. Respaldo que nunca fue un cheque en blanco, o producto de una expectativa popular entusiasta. Por el contrario, fue apenas un “voto bronca para cambiar” por algo de lo que no se tiene/tenía total conciencia, sobre todo porque Milei hizo una furiosa campaña contra el PRO de Macri, con una propuesta engañosa, para terminar incorporando a quienes previamente había denunciado como “casta”, y hasta “terroristas” como a Patricia Bulrich. Y finalmente hasta a un Daniel Scioli, entre otres del último gobierno. Las primeras medidas a poco de asumir ya generaron la gran movilización del 24 de enero y las siguientes durante los debates de la Ley Motosierra. Son sin duda las primeras.

Porque la crisis social y económica que ya está cayendo sobre las clases medias y los sectores de trabajadores en blanco, es apenas un anuncio de lo que realmente está por venir. Sus consecuencias serán equivalentes, o superiores, a la brutal crisis generada por las medidas que llevaron al levantamiento popular del 2001. Por lo mismo, resulta imprescindible que las organizaciones obreras y populares vayan construyendo una propuesta de país alternativo en los debates que se promueven sobre las medidas a tomar para enfrentar al gobierno, al calor del surgimiento de las nuevas organizaciones representativas de sectores sociales afectados. Es el caso de las nuevas asambleas barriales que van resurgiendo tomando la experiencia del Argentinazo, pero ahora complementándose con construcciones territoriales de barrios populares con muchos más años de experiencias en la organización de la solidaridad.

La construcción de esta propuesta por la POSITIVA, colectiva y social, tal como lograron llevar adelante las mujeres durante la Marea Verde, sólo podrá ser completada en la medida en que se construya colectivamente, abandonando el sectarismo mezquino de debates políticos ridículos “por el punto y la coma”. Se trata entonces de invertir los términos de la ecuación del gobierno Milei/Macri para establecer un eje central de propuestas POSITIVAS. Esta es una necesidad acuciante que permitiría unificar las fuerzas de la diversidad social detrás de objetivos que puedan ser considerados posibles de alcanzar en la medida en que respondan a los requerimientos de todas las fuerzas sociales alcanzadas por el tsunami del capitalismo propuesto por Milei/Macri.

Te puede interesar:   Cuando se saltan los molinetes

Ellos expresan con un sentido de clase indisimulado sus principales ejes: total libertad para el gran capital, control y represión para las clases medias y los pobres.

Tenemos la obligación de elaborar una alternativa inversa: control y represión total sobre los grandes empresarios, banqueros y exportadores; absoluta libertad para la organización, la movilización y la solidaridad obrera y popular.

  1. LIBERTAD TOTAL PARA LA ORGANIZACIÓN, LA MOVILIZACION Y LA SOLIDARIDAD SOCIAL

La única libertad absoluta, inversa a la propuesta de Milei, es el derecho de las organizaciones sociales y populares a su propia organización, a la movilización y a la solidaridad en todas sus formas: libertad para la protesta social, libertad para las asambleas de trabajadores en sus lugares de trabajo, libertad para la libre expresión de las ideas manifestadas por el pueblo y sus organizaciones, libertad para la ocupación de fábricas y empresas que pretendan despedir personal o preparen su cierre, libertad para ocupar tierras improductivas y abandonadas con el objetivo de levantar nuevas viviendas para los sin techo, libertad para ocupar tierras improductivas y abandonadas por parte de campesinos sin tierras que deseen ponerlas a producir, etc…

2. CONTROL SOCIAL TOTAL SOBRE LAS EMPRESAS, LA COMERCIALIZACION y LOS BANCOS.

Las organizaciones obreras y populares necesitamos presentar una alternativa clara y fácil de explicar también en este terreno, que se asiente en invertir los términos del gobierno: control social de los formadores de precios significa que las asambleas de trabajadores y comisiones internas, en conjunto con asambleas de consumidores, deben hacerse cargo de implementar inspecciones y controles sobre la cadena de valor de los productos, verificar los verdaderos costos de producción y definir precios máximos en base a un criterio de tope máximo a la rentabilidad empresaria. Control social de los bancos y banqueros implica que las asambleas de trabajadores bancarios y sus comisiones internas, en conjunto con clientes y sus organizaciones representantes, impongan un control de la contabilidad y una verificación lo más exhaustiva posible de las actividades económico financieras bancarias. Con este control se debería impedir las maniobras que facilitan la bicicleta financiera y todas sus libertades de movimiento que favorecen el lavado de dinero del narcotráfico y el contrabando, promoviendo la resistencia contra el cumplimiento de órdenes que atenten contra el bolsillo del pueblo. El desconocimiento de la supuesta Deuda Externa y todo tipo de maniobra fraudulenta del sistema financiero sin duda es el hilo conductor de estas perspectivas. Pero “hacerse cargo” de las medidas directas de control y verificación son imprescindibles para acompañar la propuesta general rectora. 

3. DEMOCRACIA DIRECTA PARA LA ORGANIZACIÓN DEL ESTADO

  • La experiencia de la clase trabajadora y el pueblo con el Estado fue generando progresivamente una masa de sectores descreídos y fáciles de convencer de que la de entrega al capital de la propiedad pública va a generar una salida maravillosa.
  • El Estado, está probado, no es por sí mismo una garantía de servicios eficientes, eficaces y efectivos. Por el contrario, el Estado ha ido deteriorando la prestación de servicios a la población mientras abandonaba directamente muchas otras en manos del capital privado o directamente en manos de nadie.
  • Por esto es necesario democratizar el Estado para controlar su funcionamiento, liberarlo de las garras del capital privado y ponerlo al servicio de las necesidades del pueblo. Para esto debería haber elección directa de todos los funcionarios públicos, en base a condiciones de idoneidad probadas cuando fueran necesarias. Por ejemplo: elección directa de los directores de hospitales, de museos, de institutos de investigación, etc…por parte de los y las trabajadores de esas instituciones, así como elección directa por parte de los trabajadores y usuarios para el directorio de toda empresa de servicios públicos (YPF, Ferrocarriles, Aerolíneas Argentinas, YCRT, ARSAT, etc)
  • Como medida complementaria simultánea, es fundamental el control y la revocación de mandatos por parte de los trabajadores de las instituciones para que una vez al año (o ante situaciones de extrema necesidad por incumplimientos flagrantes o corrupción probada) se realicen referéndums revocatorios que confirmen o revoquen los mandatos de jerarquías otorgadas.
  • 4. RECUPERAR PARA EL PATRIMONIO PÚBLICO Y CENTRALIZAR NACIONALMENTE, TODAS LAS EMPRESAS DE SERVICIOS PUBLICOS
  • El período menemista provocó una gigantesca transferencia de activos públicos hacia el capital privado. Las consecuencias están a la vista. Pero también provocó su desestructuración y provincialización de la administración.
  • Recuperar de las garras del capital privado las empresas implica expropiarlas y ponerlas bajo el funcionamiento de un Estado democratizado, bajo control de sus trabajadores y usuarios de los servicios.
  • 5. RECUPERAR PARA LA EDUCACION PUBLICA LA TOTALIDAD DE LAS INSTITUCIONES DE ENSEÑANZA.
      La educación pública sufrió los embates privatizadores desde que en 1958 Frondizi impusiera la educación “libre”, no casualmente el mismo sentido de libertad que Milei. El menemismo profundizó el sentido y fragmentó totalmente la educación.Para que la población no siga cayendo en el analfabetismo y para que los empresarios no sigan aprovechándose de las deficiencias de un Estado burocrático e ineficiente se deberá recuperar la totalidad de la educación para la propiedad y el control público:al igual que en todas las instituciones del Estado, habrá que democratizar el funcionamiento y control del sistema educativo, prohibir toda expresión religiosa y la existencia de empresas educativas de capital privado.
    • El diseño de esta transición deberá ser elaborado por los trabajadores del área educativa, el estudiantado y los padres en el caso de la educación primaria y secundaria.
  • 6. RECUPERAR LA PROPIEDAD PUBLICA DE LAS EXPORTACIONES Y LA PRODUCCION DE BIENES ESTRATEGICOS
  • El extractivismo/saqueo de materias primas es uno de los ejes centrales del plan imperialista para los países dependientes de las grandes potencias. Agua, cultivos, minerales, tierras o combustibles, son los tesoros sobre los cuales se abalanzan los grandes capitales. Esta perspectiva combina con las millonarias inversiones financieras especulativas de los banqueros y super capitalistas. Se asientan en la desregulación de todo el sistema exportador que, en Argentina, con el menemismo, logró un impresionante espaldarazo. Ahora tiene la posibilidad de desarrollarse de manera absolutamente descontrolada.
    • Por lo tanto, se trata de volver a la experiencia del monopolio estatal/público del comercio exterior complementado con la recuperación para la propiedad pública centralizada nacionalmente, de los puertos, de la marina mercante, del transporte de mercancías por vía terrestre y ferroviaria. Al contrario de lo que afirma Milei, fue este esquema el que permitió un país (aun cuando capitalista) con pleno empleo, buenos salarios, educación y salud pública extendida nacional y socialmente. El punto de partida es regresar a esta plataforma y desde allí alcanzar objetivos superiores.
    • Para ello, como en todo lo que tiene que ver con la estructura del Estado, habrá que generar los mecanismos de participación obrera y popular, control y dirección democrática elegida por la clase trabajadora de cada uno de los sectores que intervienen en la producción, comercialización y transporte de estos bienes.
  • 7. DEFENDER EL MEDIO AMBIENTE DE LA VORACIDAD DEL CAPITAL
  • La ambición de los capitalistas es de tal dimensión que niegan el cambio climático producto de la agresión contra el planeta provocada por los gases de efecto invernadero que sobre todo emanan de las fuentes de energía fósil. Pero toda la propuesta de libertad para el capital implica una agresión creciente y brutal contra el planeta para extraer de sus entrañas cualquier cosa que genere ganancias, aunque en ello se vaya la vida de las siguientes generaciones. Personas como Elon Musk hasta imaginan que podían salvarse colonizando el planeta Marte, pero no se les ocurre evitar la destrucción del planeta Tierra si eso significa bajar sus tasas de ganancia.
  • Las organizaciones ambientalistas y la población en su conjunto, tenemos que planificar un ALTO EL FUEGO UNILATERAL CONTRA EL PLANETA TIERRA. Cancelar de inmediato toda nueva explotación de recursos naturales y pasar a controlar y evaluar las existentes para definir el destino de sus objetivos. No debe haber libertad para la explotación de recursos naturales solo para recibir sus dividendos económicos. La posibilidad de realizar explotaciones productivas (y en particular las mineras o aquellas que puedan afectar la salud de la tierra) solo puede autorizarse bajo estrictos criterios de preservación y remediación del medio ambiente. La prohibición total de venenos y fertilizantes agroquímicos tiene que ir de la mano de un plan de recuperación de criterios saludables para los seres vivos y para el propio Planeta Tierra.
  • Merece considerarse digno de estudio el planteo del “veganismo” y sus derivaciones sobre el maltrato animal como forma de recuperar tradiciones de origen milenario que en todo el planeta perviven en pueblos que han convivido en equilibrio con todas las especies vivas durante milenios. Debemos abrevar en esas tradiciones y tener presente que durante millones de años los antecesores de la especie humana existieron y sobrevivieron sin necesidad de granjas industriales para la preparación y matanza de otras especies con el mero objetivo de que algún propietario de grandes capitales acumule más capital.
  • 8. TECHO Y TIERRA Y TRABAJO
  • Es un trípode fundamental para conformar un plan de reforma urbana, agraria y laboral que se complementan mutuamente. Esto implica definir medidas para resolver la falta de viviendas y de urbanizaciones populares respetuosas de una vida digna; definir medidas para resolver la falta de tierras para la producción agraria familiar y cooperativa (incluyendo tierras para comunidades originarias) de alimentos agroecológicos y no para los pool sojeros; y las medidas para resolver la desocupación y el trabajo informal de millones de trabajadores y trabajadoras que no tienen cobertura social de ninguna naturaleza.
  • TECHO significa prestar atención a quienes ya vienen haciendo experiencias de autoconstrucción con un sentido de urbanización comunitaria (como el MOI y sus referentes latinoamericanos), pero también a las experiencias históricas como la cooperativa El Hogar Obrero que desarrolló una impresionante construcción de grandes urbanizaciones con un sentido social y colectivo, sin olvidarnos de los planes de urbanización popular surgidos del Banco Hipotecario Nacional en sus mejores momentos. Un plan de comunidades agrarias (“Volver al campo y a las estrellas”) permitiría diseñar nuevas poblaciones combinando la sustentabilidad productiva con un diseño de “Buen Vivir” que libere a la población de las “Villas Miserias” de su hacinamiento brutal y les brinde nuevos horizontes de bienestar y felicidad plena.
  • TIERRA significa prestar atención a experiencias más recientes de cooperativas agrarias como los movimientos campesinos del interior del país, así como a las resoluciones del Primer Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular (Argentina) que reunió a casi cuatro mil participantes de más de 80 organizaciones de todo el país en mayo de 2019. Sobre los criterios de una fuerte y profunda Reforma Agraria, que desarme y elimine los pools de siembra para la exportación y la especulación financiera con los precios internacionales, los propios productores recuperando gestas campesinas como el Grito de Alcorta, elaboren esas propuestas con absoluta convicción de que el gran capital financiero y la oligarquía terrateniente son el cáncer que corroe las potencialidades del país y que no hay otra alternativa más que extirpar ese tumor de una vez y para siempre. Lo cual quiere decir que la ocupación de tierras ociosas, abandonadas, o sobrantes por exceso de tamaño, debe ser una medida considerada necesaria toda vez que haya campesinos que necesiten tierra para que sus familias puedan trabajarlas, preferentemente de forma comunitaria, y así cubrir las necesidades de existencia de las familias y la comunidad toda.
  • TRABAJO significa que todo trabajador o trabajadora, tienen derecho a un salario acorde a cubrir sus necesidades de vida digna, su asistencia médica completa, su jubilación cubriendo el 82% de un salario necesario, la prohibición de despidos sin causa, una jornada que no exceda las 6 horas (o incluso menos por razones saludables o peligrosas), el cumplimiento por la parte patronal de todas las normas necesarias para que el trabajo sea absolutamente seguro y no afecte la salud del trabajador/a. Es importantísimo difundir y tomar en cuenta las experiencias de los Congresos de los Trabajadores del Carbón de Río Turbio en los cuales se llevaron adelante largas jornadas de análisis de la situación laboral de la empresa, generando propuestas responsables, practicables y eficaces para el funcionamiento de la empresa (que nunca fueron consideradas por los gobiernos de turno). Por último, es imprescindible considerar las experiencias de las Empresas Recuperadas empezando por la cerámica neuquina Zanon, que propusieron y llevaron adelante ocupaciones de empresas quebradas que pretendieron ser vaciadas por sus propietarios para venderlas por rezago dejando a los trabajadores y trabajadoras en la ruina. La propuesta no puede ser otra que avalar, impulsar y promover la ocupación de empresas que pretendan ser vaciadas por quiebras, generalmente fraudulentas, para organizar cooperativas de sus trabajadores para ponerlas en producción.
  • 9. LIBERTAD PARA LAS DIVERSIDADES, LAS MUJERES Y LA JUVENTUD
  • Tal como la diversidad se expresa en la naturaleza de los seres vivos, también se expresa en las diversidades culturales, de pensamiento, de idiomas, de objetivos de vida, elecciones culturales o de preferencias sexuales que existen en los seres humanos. Corresponde aplicar la libertad y el respeto más absoluto sobre la elección tomada por el individuo respecto de sí mismo y en la medida en que no dañe a un tercero. A la inversa, el control más absoluto debe aplicarse a su comportamiento social: ninguna libertad para generar daño al prójimo.
  • El capitalismo y el patriarcado opresor se han dado la mano desde sus orígenes. A nadie puede extrañarle la misoginia de Milei y sus colaboradores. A nadie puede extrañarle que esas mujeres que lo acompañan también tienen su más absoluta disposición a la opresión y el sometimiento. La herencia paterna garantiza desde el casamiento en el que se entrega a la hija virgen en la iglesia, hasta la seguridad de que la fortuna de un capitalista no se disuelva. Afortunadamente, la lucha de las mujeres contra la opresión patriarcal ha dado ejemplos extraordinarios a lo lago de la historia y recientemente en nuestro país, ha demostrado un vigor, una valentía y un tesón inquebrantable. Las elaboraciones de los Encuentros Nacionales de Mujeres fueron creciendo en dimensión teórica y práctica a lo largo de los años. La diversidad de organizaciones feministas y sus experiencias ya tienen elaboraciones programáticas muy ricas. Son esas bases las necesarias de sumar a una Propuesta de País para el Buen Vivir y la solidaridad social. Y sobre esas bases aspirar a nuevas cumbres.
  • La juventud sufre terriblemente la ausencia de perspectivas de vida bajo el capitalismo. Como ítem especial hay que tener presente que las nuevas generaciones sufren la brutalidad del acoso de las nuevas tecnologías, en donde el centro que promueven sus propietarios (como Zuckerberg) es generar deseos de comprar cosas y vender cosas o vender emociones y comprar afectos, como única manera de sobrevivir en este planeta. Es nuestro deber plantear una perspectiva antagónica. Si las nuevas tecnologías y sus productos no sirven para acercar a las personas entre sí de una manera solidaria y sensible entonces es preferible que no existan esas tecnologías. El control social también debe realizar propuestas que confronten con el individualismo extremo, la negación del prójimo, la búsqueda hedonista de una salvación única. Porque estas tendencias presentes en todo el mundo promueven razones para que se produzca un gran cuestionamiento sobre el sentido de vivir y reproducir la especie humana en estas condiciones de genocidios, guerras imperialistas, matanzas y falta de perspectivas humanistas. Nuestra propuesta emancipadora necesita un capítulo en el que se convoque a la juventud trabajadora y marginada por “la gente bien”, para la libertad de organización, solidaridad y lucha por un mundo digno de ser habitado en donde TODA la juventud tenga los recursos necesarios para llevar adelante sus proyectos plenamente. Para ello debe ser parte fundamental de las organizaciones populares que le impongan un control ABSOLUTO a las decisiones del capital y los capitalistas. Esto es decisivo para impedir que la codicia, la avaricia y el poder de los banqueros y empresarios abusen de la juventud y se aprovechen de su fortaleza física y su capacidad intelectual. Total libertad para que TODA la juventud, pueda tener una vida completamente satisfecha y sin restricciones económicas, de pensamiento o de elección de vida.
Te puede interesar:   La hora de la condonación de la deuda para América Latina

José Cabrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *