X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

[email protected]

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Córdoba: una casa y una imprenta que no están dispuestas al olvido

Con enorme alegría, damos nacimiento a la fundación y a la página oficial del proyecto “Casa de la Memoria Imprenta del pueblo Roberto Matthews” ubicada en Córdoba capital, llevada adelante por una fundación sin fines de lucro. Se trata de un sitio de características únicas y de relevancia internacional tanto por la historia allí ocurrida, como por el estado de conservación de la construcción, que luego de 40 años sigue manteniendo las evidencias de su uso como espacio de difusión del proyecto socialista del Partido Revolucionario de los Trabajadores.

Habitar este sitio, asumiendo la tarea de su reconstrucción, es una apuesta a que las ideas nunca mueran, perseguimos el objetivo de mantener viva la historia de nuestro pueblo para que todas las generaciones puedan conocerla.

Es una apuesta firme a que las ideas nunca mueren, la Imprenta fue un sitio de batalla, el lugar donde el Partido Revolucionario de lxs trabajadores se dió la inmensa tarea de producir diversos materiales para difundir su proyecto por la construcción del socialismo. Esas ideas son las que pretendemos que perduren y continuen vivas. Que las escuelas, lxs vecinxs, las organizaciones y el pueblo en su conjunto pueda visitar y conocer el gigantesco proyecto que allí se gestó.

En el año 1973 el PRT inició un arduo proceso de construcción de una Imprenta nacional en Córdoba Capital. En el histórico barrio Observatorio de la capital cordobesa, más precisamente en la calle fructuoso rivera 1035, existe una Casa cuya apariencia exterior es igual a cualquier otra casa, pero abajo, a 10 metros de la superficie se encuentra una obra maestra. Se trata de una construcción en forma de boveda a la que se accedía en aquel entonces a través de la cocina, donde se encontraba en el piso un sofisticado sistema de montacargas.

El PRT organizó un grupo de arquitectos, ingenieros, albañiles, técnicos de la construcción que en conjunto con las organizaciones Tupamaros de Uruguay y el PRT Boliviano asumieron la tarea de a pico y pala construir semejante obra de ingeniería. Allí, una vez finalizada la Imprenta, se procedió a colocar máquinas para hacer de ese espacio un taller gráfico que en 1974 comenzó a imprimir los dos órganos de difusión “El Combatiente” y “Estrella Roja”, fanzines, folletos, que eran repartidos en el centro y norte de nuestro país.

Las tareas asumidas por el PRT en la construcción de la Imprenta, no deja dudas acerca del lugar impostergable que ocupaba la prensa y la propaganda en el proyecto de construcción del socialismo, buscaban desarrollar en profundidad la prensa entre el pueblo y las publicaciones asumían características específicas de acuerdo a sus interlocutores. Se producía con el objetivo de ser debatida y discutida en diversos ámbitos del pueblo.

Arriba de la imprenta, en la casa chorizo que posteriormente se le realizo el frente estilo art noveau, vivían Hector Eliseo Martínez y Victoria Abdonur con sus tres hijxs, la apariencia de vida era normal. Ella se dedicaba a tareas domésticas y al vínculo con lxs vecinxs, su tarea era fundamental para la organización porque alertaba de cualquier sospecha que pudiera producirse. Héctor trabajaba en su casa en un taller de herrería y cerrajería, donde llevaba encargos hechos por sus vecinxs. Sus tres hijxs César, Walter y Laura viven y participan de este proyecto de reconstrucción de la memoria.

Te puede interesar

¿Y ahora cuál es el enemigo?

El pasado 15 de marzo se produjo en el barrio Observatorio de la Ciudad de Córdoba un hecho histórico. Luego de más de cuatro décadas de hacer arder la memoria para iluminar las luchas presentes, y después de una década y media de batalla judicial, lxs hijxs de Victoria Abdonur y Héctor Eliseo Martínez, pudieron recuperar la casa de Fructuoso Rivera 1035, apropiada por la misma dictadura cívico militar que desapareció a sus padres, quienes son parte de nuestrxs 30.000.

Es así como comenzamos un enorme proyecto donde se sumaron muchxs compañerxs en la tarea de construir una casa de la memoria que lleva el nombre de Roberto Matthews, primer compañero del PRT desaparecido en 1974.

Quienes habitamos desde marzo este lugar, lo hacemos con enorme alegría, responsabilidad y compromiso, como lo hubieran querido lxs compañerxs que durante los años 70 lo habitaron y transformaron en proyecto de batalla de ideas.

Un enorme agradecimiento a todxs lxs que aportan día a día de diversas formas para que este proyecto camine hacia delante para honrar la memoria de lxs compañerxs pero sobre todo sus ideas y sus proyectos.

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada