X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

[email protected]

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Se realizó el Primer Foro Agrario Soberano y Popular en Santa Fe

11 Sep,2019

por Alejandro Maidana

Empujados por la imperiosa necesidad de abrazar un cambio de paradigma en torno a la producción agrícola, distintos actores sociales se congregaron en la localidad de Ángel Gallardo. Gritaron “No al extractivismo”, y bregaron por soberanía alimentaria, tierra y trabajo.

Al modelo se lo discute con las manos en la tierra, las mismas manos campesinas que no han cesado jamás en la lucha por recuperar una manera de producir alejada de los transgénicos y  sus venenos.

De manera silenciosa pero persistente, así avanza, cargan sobre sus espaldas tantos soles como lunas, no le temen a la bravura con la que suele manifestarse la naturaleza, siguen avanzando, tienen la certeza que tarde o temprano vencerán. El modelo productivo a base de venenos, desmonte y concentración de tierras, está en crisis, si bien muchos están empecinados en negarlo, cuando lo que avanza es la conciencia, lo que retrocede es la desidia.

El Foro Agrario Soberano y Popular que se realizó en Ángel Gallardo (Santa Fe), sin duda alguna fue un encuentro anhelado por diferentes organizaciones campesinas, de agricultores, ambientales y sindicales. Los mismos vienen llevando adelante una batalla de ideas con sectores del agroconcentrado y sus aliados dentro del Estado que impone el modelo productivo de alimentos a base de agrotóxicos.

Con la transversalidad como bandera, la necesaria articulación de distintos sectores que transitan el mismo camino, se pudo hacer realidad. «Tierra como trabajo y hábitat, soberanía alimentaria y No al extractivismo», fueron  las premisas en las que se basó la convocatoria del pasado domingo. Con esa perspectiva se trabajó en diferentes comisiones durante toda la tarde. Con la presencia de integrantes de la UTT (Unión de Trabajadores de la Tierra), Desvío a la Raíz, Vecinos Fumigados, Red de técnicos agroecológicos y de la Red Federal de Docentes x la Vida, CTA-Amsafe, Paren de Fumigarnos, entre otros; así como profesionales del área de salud, de las ciencias jurídicas e ingenieros que compartieron jugosos intercambios con una muy nutrida presencia de agricultores del cinturón frutihortícola.

Con la idea de conocer las sensaciones en primera persona, Conclusión dialogó con distintos participantes del Foro Agrario Soberano y Popular. Karla Sosa es agricultora e integra la UTT de Ángel Gallardo, consultada sobre la importancia del encuentro sostuvo: “Lo que se realizó el 7 y 8 de mayo en Buenos Aires en el estadio de Ferro nos permitió sacar conclusiones en el Foro local llevado a cabo en la vecinal Ángel Gallardo. En lo particular me resultó muy importante el foco en el derecho al campo, a la tierra, que se pueda formar una comisión de legislación en la que puedan participar productores y otros actores con la idea de fortalecer nuestra presencia en las distintas cámaras”.

“Otros puntos salientes para marcar, tienen que ver con la idea de que exista un banco de semillas para que no se pierdan las nativas, y la creación de una escuela secundaria con base agroecológica. La forma de la comercialización de aquello que producimos también tuvo un anclaje sumamente interesante, que exista un centro fijo de comercialización evita intermediarios que manejen los precios. Por último no quiero dejar de mencionar algo que está naciendo, que tiene que ver con el , una vital iniciativa que puede permitirle al productor contar con su propia tierra”, concluyó la agricultora.

Te puede interesar

Glifosato y arsénico, un combo con potencial cancerígeno

Quién también sumó su voz fue Federico Di Pasquale, integrante de la UTT de Santa Fe, “lo sucedido en Ángel Gallardo fue un hecho histórico, ya que finalmente todos los espacios que venimos luchando contra este modelo productivo, pudimos confluir. Si bien cada uno de estos sectores cuenta con sus propios proyectos, nos restaba darle vida a este marco de unidad tan amplio”, indicó.

“Pudimos pensar y repensar la realidad de las necesidades para el campesinado, y también para aquellos que trabajan para el mismo y para una sociedad que consume lo que producen. En todas las voces del cordón hortícola, primó la necesidad de discutir tierra y agroecología, destacando que sin tierra propia es muy difícil avanzar. También aparecieron problemas relacionados a la vivienda, a la necesidad de contar con un hogar digno, de discutir políticas públicas, a mejorar los caminos rurales, limpiar las zanjas, la necesidad de fomentar espacios de comercialización justa, mercados y ferias populares y desdolarizar los insumos que necesitan los compañeros para poder trabajar. Esto marcó un antes y un después en la política agraria santafesina”, concluyó Di Pasquale.

Jeremías Chauque es un guardián de la memoria ancestral, el brote de una tierra que grita su dolor pero no claudica. Integrante del Desvío a la Raíz (Agricultura Ancestral), le acercó a Conclusión su impresión sobre un cónclave que congregó a un crisol de voces. “Nos reunimos en Ángel Gallardo, un lugar emblemático ya que es el cordón hortícola de la ciudad de Santa Fe. Éste está atravesado por serios problemas debido a la falta de acceso a la tierra de sus productores, por la utilización de agrotóxicos,  las semillas dolarizadas y una oscura perspectiva de futuro”.

Sobre el balance de lo sucedido, disparó: “Por todo lo antes mencionado, consideramos que era muy importante que el primer Foro Agrario Soberano y Popular se realizase en este lugar. A distintos productores, familias y consumidores, este modelo productivo nos pone en el mismo lugar, en este espiral de consumo de insumos y semillas manipuladas. Debemos fortalecer la discusión por el acceso a la tierra, ser propietarios de la misma para de esta manera poder impulsar otro modelo de producción”.

“Debemos volver al campo que alimenta a los pueblos, el que se erigía como el protagonista de la mesa familiar cotidiana, lamentablemente el actual nos ha corrido del debate. Es por ello que en este encuentro pudimos repensar qué presente y futuro queremos a través de un programa que consiste en proponer colectivamente un modelo agrario que priorice la vida, la cultura y la soberanía de los pueblos”, espetó Chauque.

Un programa agrario consensuado por más de 200 agrupaciones campesinas de todo el país, que carga en su médula la profundización de un debate sobre qué tipo de modelo productivo necesitan los pueblos. “Este capítulo santafesino que se inauguró el domingo, es esa posibilidad de que los que habitualmente no tenemos voz, protagonismo, ni poder de decisión, pongamos las cosas en su lugar y podamos exigirles a los gobiernos políticas públicas y productivas responsables y soberanas. Haciendo hincapié en que tengan como eje el acceso a la tierra y la tecnología para poder llevarlas a cabo. Necesitamos devolverles la fertilidad a los suelos, la semilla campesina a las manos de los miles de productores, y la proyección de un suelo vivo y fértil, para que los pueblos puedan decidir qué tipo de alimentos quiere para sus familias”.

La voz de los vecinos fumigados de la provincia de Santa Fe encontró su eco en Facundo Viola, periodista ambiental y referente de una estoica lucha. “El Foro Agrario es una maravillosa herramienta para exigir políticas públicas que protejan los intereses populares por encima de los sectores monopólicos, contaminantes y especuladores. Es hora de avanzar hacia nuevos mercados agroalimentarios basados en el respeto por la naturaleza y los derechos humanos, y este es un gran paso para nuestra región”, dijo.

“Un punto importante es la creación de una comisión de enlace para llamarla de alguna manera, entre la legislatura y el Foro para impulsar los proyectos de ley. Es por ello que el 12 vamos a estar participando, accionando y solicitando que nos hagan un lugarcito en la Comisión de Constitucionales donde se va a tratar la modificación de la ley de agrotóxicos. Es preciso destacar el proyecto que viene impulsando el docente e integrante de La red Federal de Docentes por la Vida Daniel Mangold en Bouquet. El mismo está articulado con el Ministerio de Educación, ya que la idea es plasmar en una institución que se encuentra rodeada por 300 hectáreas agrícolas, una escuela agrotécnica basada en la agroecológica”, enfatizó Viola.

Para finalizar, el vecino fumigado de Arroyo Leyes apuntó: “La discusión sobre tierras fue muy importante, es por ello que ya existe un proyecto de ley como es el Procrear Rural. Allí se va a consolidar la exigencia al gobierno provincial que impulse algún tipo de política pública análoga. También se puso en discusión la posibilidad de que los bancos, tanto el provincial como los municipales, otorguen beneficios crediticios en beneficio de los pequeños productores”.

 

Fuente: Conclusión, libertad con responsabilidad 

 

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada