X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

[email protected]

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Tartagal: Rectora no admite a estudiantes foráneos y llamó a la Policía

15 Dec,2019

por Pagina 12

El terciario de Tartagal ahora es exclusivo 

Rectora no admite a estudiantes foráneos y llamó a la Policía

No permitió inscribirse a estudiantes de otras localidades. Hizo alusión a una circular que rige en la educación superior. Y tampoco admitió manifestaciones.

Infantería en el terciario de Tartagal

En el Instituto de Educación Superior 6029 de la ciudad de Tartagal la rectora Graciela Acosta llamó a la Policía después de negarse a pre inscribir a estudiantes de otros localidades como Aguaray, Salvador Mazza, General Mosconi, Ballivián, Coronel Cornejo, Estación Piquirenda, y otros parajes rurales. No admitió tampoco a postulantes de comunidades originarias, a pesar de que la institución tiene la carrera de Profesorado en Educación Primaria Bilingüe.

Una estudiante de Aguaray, Natalia Alvarez, contó a Salta/12 que "la rectora dijo que las inscripciones eran solo para quienes son de la ciudad de Tartagal y no para quienes provienen de localidades aledañas porque no había cupo". El martes último, además de la negativa para inscribir a un grupo de cien estudiantes de otros pueblos que vienen haciendo fila desde hace días para acceder a una vacante, la rectora llamó a las fuerzas de seguridad para que obligar a los postulantes a retirarse del edificio del terciario. "Apareció la Policía e Infantería (la Brigada pertenece a la Policía en realidad) con casco y escudo. Ellos no dijeron nada, cercaron el Instituto con vallas. Nos fuimos. Los que estaban haciendo fila que son de la ciudad siguieron", relató Alvarez.

"Quedamos consternados con el hecho, estudiantes y docentes, algunos individualmente expresaron repudio al accionar de la rectora y de la presencia de la Policía, que no ejerció represión física, sino simbólica", expresó la estudiante.

Te puede interesar

Enseñanza on line ¿para el pueblo o para el mercado?

Alvarez explicó que en el terciario de Tartagal hay dos carreras, el Profesorado de Matemáticas, que tiene un cupo de 150 inscriptos, y el Profesorado en Educación Primaria Bilingüe, donde admiten un tope de 350. Las y los estudiantes tartagalenses que lograron anotarse deberán pasar un examen de ingreso que funciona como colador después del cual quedarían 50 para cursar las carreras.

Alvarez dijo que en el terciario se está negando también la admisión de estudiantes originarios.

Las y los estudiantes redactaron una nota dirigida al ministro de educación, Matías Cánepa, en la que le piden que derogue "la circular de la Dirección General de Educación Superior 01/2019, que prioriza a estudiantes que acrediten en el DNI que tienen domicilio en Tartagal".

"Nos sentimos discriminados", dicen las y los estudiantes en la nota formal. "Tenemos el mismo derecho a estudiar que una persona de Tartagal. Nos sentimos violentados con tanta presencia policial y de estar cuatro días haciendo fila para tener como respuesta que no nos pueden pre inscribir. Esperamos inmediata respuesta a esta discriminación", le manifiestan al ministro.

Alvarez dijo que les están negando el derecho a estudiar y a elegir la carrera. Señaló que la oferta educativa es escasa en los terciarios de la zona, en Salvador Mazza dijo que solo se dicta Historia y una tecnicatura en mantenimiento de computadoras, y en Aguaray hay un profesorado en educación especial. Acotó que en esos terciarios, sin embargo, nunca pasó que nieguen la admisión a estudiantes de otros lugares.

"Lo más sorprendente es que esté la presencia de la fuerza represiva en el terciario de Tartagal, no sé si hubo precedentes de una situación de estas características", manifestó Alvarez. Aclaró que de parte de la Policía "no hubo un desalojo concreto pero sí una presión" que hizo que los y las estudiantes se retiraran de la institución. "La rectora los llamó. Estaba viendo un comunicado de ella en el que agradecía a la Policía el resguardo de la institución", dijo la estudiante.

Para Alvarez, "toda la responsabilidad es del Estado" ante lo ocurrido. Los terciarios no tienen edificios propios. El de Tartagal funciona en el edificio de una escuela primaria. "Dicen que no hay cupo y es porque no hay espacio físico para contener una determinada cantidad de alumnos. No hay presupuesto acorde", expresó la estudiante.

"He sido muy clara"

"Las personas no respetan a las instituciones y no interpretan la información. He sido muy clara, es más, la información está publicada, dice 'se priorizará gente de Tartagal'. ¿Por qué? Salvador Mazza, General Mosconi, Aguaray, Campamento Vespucio tienen sus institutos. No percibimos nada por la pre incripción porque no significa que ya estés en la carrera. Nosotros tenemos por resolución ministerial de Superior una sola comisión para cada carrera. El tope de esa comisión es la capacidad del aula y nosotros tenemos para 50 personas". Sostuvo la directora del terciario, Graciela Acosta, en declaraciones al portal digital Diario de Tartagal.

Lamentó que "la gente que no es de Tartagal se haya puesto a hacer cola" porque "no es necesario", dijo, dado que no se les iba a hacer la inscripción previa. Y le restó valor al interés por estudiar que mostraron quienes pretendían ingresar al terciario: "La gente necesita estudiar porque necesita la filiación social, una titulación, a eso lo puedo entender pero no lo puedo resolver yo", aseguró.

La funcionaria justificó su pedido de intervención policial en que el Instituto comparte edificio con la primaria y "no puede ser que no hayan respetado los espacios y los horarios de las instituciones. Hemos tenido que hacer exposiciones policiales para que no interrumpan, no agredan de alguna manera, el espacio de la primaria".

Además, la rectora dijo que para la pre inscripción las y los estudiantes tienen que tener todos los requisitos, "el apto físico también por resolución porque son dos carreras docentes".

Sobre esto último Alvarez contó que en el hospital público Juan Domingo Perón no se consiguen turnos para que les llenen el certificado de aptitud física y tienen que hacerlo en el área privada de la salud donde les cobran hasta $2 mil.

Según lo que expuso Alvarez, hasta el momento ni funcionarios o funcionarias, ni intendentes del departamento San Martín, ni legisladores o legisladoras han intervenido ante la situación de las y los estudiantes que están viendo vedado su derecho a la educación.

Fuente: Página 12

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada